12 errores comunes cuando se realiza SEO internacional

Recurrir al SEO internacional es una de las estrategias de marketing digital por la que debería apostar cualquier negocio en su proceso de internacionalización. Consiste en la optimización de su sitio web para que los motores de búsqueda de ese país lo muestren en sus resultados. Para su puesta en práctica, es muy importante tener claro el porqué de esta internacionalización, fijar los objetivos que se quieren alcanzar, conocer las normativas del país en que se quiere penetrar, y dar importancia a las traducciones, y no realizar simples traducciones de los contenidos.

A continuación exponemos algunos de los errores más comunes que se cometen al hacer SEO internacional para tenerlos en cuenta y no repetirlos.

Hacer SEO internacional sin estar preparado

Cada idioma tiene sus propias expresiones coloquiales y frases hechas que deben de ser adaptadas correctamente para lograr un buen posicionamiento en mercados extranjeros.

Lo más importante a la hora de hacer SEO internacional es contar con un equipo de profesionales capacitado. Que acumule experiencia, tenga perspectiva analítica y sea conocedor de las últimas novedades. Solo así será posible intentar abarcar mercados de varios países.

Además, hay que tener claro que es el momento de internacionalizarse, es decir, hacer SEO internacional para potenciar las ventas o llegar a consumidores de otros países no tiene sentido si la empresa no es capaz de afrontarlo en temas de logística, por ejemplo. 

No cambiar las URL de las diferentes versiones

Los plugin de traducción automática o gestores de contenido muestran las diferentes versiones de los idiomas bajo la misma URL de manera automática. Sin embargo, Google prefiere que cada página traducida tenga su propia URL para facilitar su indexación.

Elegir incorrectamente la estructura de la web

Es necesario estructurar la página web según las necesidades específicas de cada negocio y sus características. Puedes utilizar diferentes estructuras:

  • Dominios con diferentes ccTLD (country code top level domains): es una opción muy cara ya que implica tener un dominio para cada país o idioma (.es, .gb, .pt, etc). Además, implica un gran trabajo a la hora de hacer SEO internacional, ya que tendremos que utilizar un dominio diferente para cada país. No podremos usar miweb.es para posicionarnos en Italia, por ejemplo. 
  • gTLD (generic top level domains) con diferentes subdominios o subdirectorios: mediante esta opción se consigue ahorrar costes, además los subdominios adquieren parte de la autoridad del dominio. Pero, por contra, es necesario más tiempo para obtener resultados.

No hacer uso del etiquetado HREFLANG

Cada una de las páginas ha de tener la etiqueta HREFLANG establecida adecuadamente. Con este etiquetado, Google sabrá que ese contenido está en otros idiomas y le mostrará la versión adecuada al usuario según su localización. Además, con las etiquetas Hreflang, se evita que Google considere el contenido como duplicado. Para ello, ten en cuenta que los enlaces son bidireccionales y que la etiqueta debe estar presente en todas las páginas del sitio web.

Poner las traducciones como ‘noindex’

Esta etiqueta sirve para indicar que la página no debe ser indexada. En el SEO internacional, en muchas ocasiones se utiliza para que Google no considere a la versión traducida como contenido duplicado. Pero, esto es un error, ya que no estaremos posicionando la página en los otros países o idiomas, se trata de una solución rápida para evitar el contenido duplicado. La solución adecuada para evitarlo es utilizar el etiquetado hreflang. 

Errores SEO internacional

Utilizar imágenes con texto

Utilizar imágenes con texto es un error muy habitual en el SEO internacional, porque los robots de Google no pueden leerlo. Entonces, ni hablar de traducirlo. La clave, de cara al SEO, es no utilizar texto en las imágenes. Aunque los atributos ALT pueden ayudar a Google a identificar las imágenes, no es adecuado introducir texto en las mismas, ya que no será traducido y generará más trabajo al traducir los contenidos de la web, debido a que habrá que crear imágenes similares con el texto en los diferentes idiomas.

No enlazar las páginas de los diferentes idiomas

A nivel de usabilidad, cuando un usuario navegue y quiera traducir el contenido de un sitio, esta traducción no debe direccionar a la home de la web traducida. Ha de enlazar con el propio contenido traducido en el idioma deseado.

Dar más importancia al idioma principal

Muchas empresas utilizan la etiqueta canonical para dar importancia al idioma principal. Y esto es un error. Hay que pensar que el idioma más importante lo decide el usuario que quiere navegar por el contenido que le ofreces.

No contar con un nativo para las traducciones

Hay empresas que a la hora de trabajar el SEO internacional no les dan a las traducciones toda la importancia que precisan. Traducir no consiste en recurrir a un traductor automático a buscar la traducción literal de cada palabra. Cada idioma tiene sus propias expresiones coloquiales y frases hechas que deben de ser adaptadas correctamente para lograr un buen posicionamiento en mercados extranjeros. Y esto solo es posible si se cuenta con alguien nativo para las traducciones.

No adaptar el sitemap

Para ordenar la relación de URL a indexar en los buscadores, las webs con páginas traducidas en muchos idiomas deben contar sí o sí con un sitemap adaptado. Así lo recomienda Search Console Center de Google. Si no se adapta, los rastreadores podrían tener dificultades para mapear la web.

No hacer cambios en el diseño de la web

Este aspecto puede no ser siempre importante, pero es necesario considerarlo y tenerlo en cuenta cuando se va a internacionalizar una web. Será importante hacer cambios en el diseño web solo si así lo requiere la situación. Esto puede darse por ejemplo, cuando se realizan traducciones a idiomas diferentes y la longitud de las palabras clave es diferente en los diferentes idiomas lo que puede obligar a modificar la tipografía, los menús, el estilo, etc.

No considerar otros buscadores más que Google

En España, Google es el rey de los buscadores. Y el SEO a nivel nacional se trabaja teniendo en cuenta esta premisa. Sin embargo, en otros países no tiene por qué ser así. Por lo que las normas SEO pueden ser diferentes y lo que funcione en un lugar, no funcionará en otro. Hay que tenerlo en cuenta a la hora de trazar la estrategia de SEO internacional.

Cómo ves, el SEO internacional es una estrategia en la que es muy fácil incurrir en errores. Pero que bien aplicada, puede ayudarte mucho en mercados extranjeros. ¿A qué esperas para trazar tu estrategia?