Técnicas de growth hacking

Las técnicas de growth hacking son herramientas que permiten obtener un crecimiento rápido en una empresa, tanto en el número de clientes como de impactos y de ingresos, pero con la menor cantidad de recursos posible, como tiempo, dinero o personal.

El uso de este concepto va ligado a la irrupción de las startups, por ser empresas carentes de grandes inversiones y recursos, pero que han tenido que desarrollar estrategias de marketing creativas para poder alcanzar sus objetivos de crecimiento. Tú también puedes aplicar estas técnicas a tu negocio de la mano de una agencia de growth hacking como Proun.

6 técnicas de growth hacking para un crecimiento exponencial de tu empresa

Los profesionales que se encargan de desarrollar y aplicar las técnicas de growth hacking son conocidos como growth hacker, y están especializados en el crecimiento de las empresas. Para ello, redefinen productos y servicios, así como sus canales de distribución, de manera que tengan un alcance mayor y obtengan leads, pero sin tener que recurrir a grandes inversiones.

Puesto que las startups continúan su expansión, esta figura está adquiriendo una gran popularidad. Pero ojo, si no apuestas por alguien que realmente sea un experto, estarás poniendo en juego tu inversión. Y dado que la característica principal que hemos mencionado es la limitación en los presupuestos, te recomendamos que apuestes siempre por agencias profesionales.

Entonces, ¿cuáles son estas técnicas de growth hacking que harán crecer tu negocio de manera exponencial?

Estrategia freemium

Esta estrategia de growth hacking está presente en prácticamente todas las startups. Te resultarán familiares ejemplos como Spotify o YouTube Music, que permiten disfrutar de contenidos con determinadas limitaciones. Estas desaparecen cuando el usuario se pasa a la versión de pago. Por ejemplo, la eliminación de publicidad o la posibilidad de elegir siempre los contenidos y de escucharlos con la pantalla bloqueada.

Una vez que un usuario comienza a utilizarla y se acostumbra a ella, es habitual que con el tiempo prefiera disfrutar de más ventajas. El coste reducido del pago le compensa, ya que le permite continuar con la rutina que se ha creado. No obstante, debe estar bien elaborada para lograr las conversiones de la versión gratuita a la de pago.

Efecto WOW

Una de las técnicas de growth hacking que mejor funcionan y que, sin embargo, está muy poco explotada, es la del efecto WOW. Consiste en sorprender a la clientela con algo inesperado, y ese algo se les ofrece sin esperar nada a cambio. Por ejemplo, hacerles un regalo digital o físico personalizado, ofrecer un servicio posventa o hacer una llamada para conocer si está satisfecho con su compra. Precisamente por su carácter inesperado, siempre es bien recibida y contribuye a mejorar la imagen de marca y, en consecuencia, las ventas.

Gamificación

La gamificación acerca a las empresas las mecánicas del juego. Con estas, se fomenta la participación, el compromiso y la fidelidad en los clientes, que se esfuerzan en realizar determinadas acciones para conseguir una recompensa a cambio. Además de incrementar el engagement o interacción con la empresa, se añaden ranking con resultados y valoraciones que incrementan la competitividad y la participación. Las recompensas pueden ser físicas o virtuales.

En la práctica, basta con incluir una barra que muestra el avance a la hora de rellenar datos que incite a avanzar o recompensas reales como el almacenamiento extra en herramientas como Dropbox.

Estrategia de growth hacking

Venta de urgencia

Esta técnica se basa en el neuromarketing, al transmitir una sensación de urgencia o de tiempo limitado para llevar a cabo una acción. De este modo, el cliente no espera y responde. El ejemplo más habitual son las promociones o los cheques descuento con fecha de caducidad próxima.

Viralizar contenidos

Las redes sociales son, hoy en día, grandes aliadas para difundir y viralizar contenidos. ¿Cuáles? Puedes crear los tuyos propios sobre cualquier temática sobre tus productos y servicios, pero con enfoques diferentes como el humor, que son los que mejores resultados dan.

Otra opción es lo que se conoce como skyscraper, que consiste en observar lo que comparte la competencia para posicionar, coger esas mismas palabras clave y temáticas y mejorar el contenido. ¡Luego solo tendrás que hacerlo llegar a las personas adecuadas!

Programas Member Get Member o referidos

Una de las técnicas de growth hacking que no requiere esfuerzo alguno y que solo ofrece ventajas son los programas de referencia para clientes. Conocidos como Member Get Member o Referral, consisten en que el cliente actual recomienda el producto o servicio a alguien que conoce y este se hace también cliente. Ambos obtienen una recompensa, como un descuento para el principal y un período de prueba gratis para el invitado. Debido al vínculo social, este último suele convertirse también en cliente.

Estos son solo algunos ejemplos de técnicas de growth hacking. Si quieres descubrir más y que estén personalizadas para las características de tu negocio, ¡contáctanos!

compártelo