SEO y CRO

SEO y CRO son dos estrategias complementarias que persiguen un objetivo común: la rentabilidad de un sitio web. El SEO se encarga de atraer usuarios a la página mediante una serie de técnicas encaminadas a que el contenido de las mismas aparezca en los primeros resultados de búsqueda. El CRO pone el foco en convertir esos usuarios en leads. No es difícil de entender que el tráfico se convierte en un número hueco si no hay conversiones y que las conversiones no pueden producirse sin tráfico. Veamos pues cómo estas dos estrategias pueden mejorar el rendimiento de tu sitio web.

¿Qué es CRO? Conversiones y leads

Las siglas CRO (Conversion Rate Optimization) se refieren a la optimización de la tasa de conversión y engloban diferentes técnicas destinadas a transformar a los usuarios de un sitio web en leads. En este sentido, entendemos que un lead es todo aquel usuario que entrega sus datos a la empresa a través de algún tipo de formulario. El siguiente paso sería transformar ese lead en cliente.

¿Cómo se calcula la tasa de conversión de una web?

Recordemos que cada visita de un usuario a un sitio web supone una oportunidad de conversión. La fórmula más sencilla de calcular el CRO es hallar el porcentaje de visitas que se han transformado en conversiones; es decir:

CRO = (Conversiones / visitas por mes) x 100

CRO para sitios con poco tráfico

Uno de los motivos por los que SEO y CRO funcionan bien juntos es que, para sacar el máximo provecho al análisis CRO, es necesario un buen flujo de tráfico, que es el papel principal de la estrategia SEO.

A fin de cuentas, la labor del CRO es analizar el comportamiento de los clientes, mejorar su experiencia y poner en funcionamiento tests AB que permitan tomar las decisiones adecuadas que conviertan a los usuarios en leads.

Cuando un sitio web tiene poco tráfico, la muestra para el análisis es menor y los resultados, por tanto, menos fiables. Esto no significa que no pueda usarse el CRO, solo que hace falta más experiencia, más paciencia y más precisión a la hora de llevar a cabo el análisis.

En este sentido, se considera que una página web tiene poco tráfico cuando no supera las 700 sesiones diarias únicas.

¿Qué le aporta a tu web la unión de SEO y CRO?

Uno de los primeros pensamientos que aparecen cuando un sitio web no obtiene grandes resultados es que hay que invertir en un servicio SEO porque no es lo bastante visible. Y puede que esto sea cierto, pero no es el único motivo que afecta al rendimiento de una página.

Para averiguar por qué no se producen compras, es importante analizar la página web y el comportamiento de los usuarios cuando llegan a ella. A continuación, es necesario establecer objetivos CRO: cómo queremos que sea el viaje del usuario por la página, si queremos que se suscriba a una newsletter o se descargue algún tipo de contenido, por ejemplo. Y, en tercer lugar, hay que implementar una estrategia de SEO y CRO que permita medir cómo se comportan los usuarios que atraemos, idealmente, cada vez en mayor medida, para ajustar la experiencia de usuario hasta que logremos aquellos objetivos.

Estos son los beneficios de una estrategia de SEO y CRO

ROI más eficiente y mayor aprovechamiento de recursos

Cuando SEO y CRO se combinan, el retorno de la inversión es mayor. Piensa que la interacción de ambos aumenta el porcentaje de conversión. Lo que quiere decir que los recursos de la empresa devuelven un beneficio mayor. Hablamos de una tasa de conversión mayor sin necesidad de inversión adicional.

Mejora el porcentaje de conversión frente a solo SEO

El SEO, ya lo decíamos al empezar el artículo, se encarga de llevar tráfico a la página web, pero no tiene una gran capacidad de acción en lo que se refiere a la conversión. Un buen contenido llevará muchos usuarios a tu página, pero es el CRO lo que multiplicará las conversiones de esos usuarios en leads.

El CRO abarca aspectos de la web que mejoran el posicionamiento

Mencionamos un poco más abajo el efecto de SEO y CRO en la mejora de la experiencia de usuario. Cuando la UX mejora, también lo hacen algunos de los parámetros que intervienen en el SEO de un sitio web, como la permanencia en página, la tasa de rebote y la usabilidad.

Qué es CRO

Perfil de buyer persona más definido

Unir SEO y CRO permite un análisis exhaustivo del comportamiento de los usuarios en tu sitio web, lo que resulta en conocer mejor a tus clientes ideales (aquellos que convierten). De esta manera, los esfuerzos invertidos en SEO se pueden refinar para atraer solo tráfico cualificado en lugar de tráfico general.

Mejora de la UX

Este es el primer resultado de una estrategia CRO. El análisis de la web está específicamente orientado a mejorar la tasa de conversión y eso solo se logra mejorando la experiencia de usuario. Uno de los beneficios del CRO es que esta tendencia se retroalimenta. Decíamos hace un momento qué métricas y tests permiten discriminar al usuario ideal. Del mismo modo, la UX se depura a través del análisis continuado del comportamiento de ese usuario ideal.

Mayor fidelización de clientes

Como consecuencia de la mejora continua de la UX, la fidelidad del usuario se multiplica y es mucho más probable que el mismo lead convierta en varias ocasiones. De hecho, la mayor fidelización lleva a una mayor confianza y a que se produzca la transformación de lead a cliente y de cliente a embajador de marca, un resultado que todas las empresas deben perseguir.

Como ves, los beneficios de implementar una estrategia conjunta de SEO y CRO son muchos y afectan a varios aspectos del llamado viaje del cliente. Lo más importante es comprender cómo estos dos tipos de acciones funcionan juntas y cómo la una sin la otra no arroja los mismos resultados. El SEO llevará tráfico a tu página, el CRO rentabilizará ese tráfico convirtiendo a los usuarios en leads.

¿Necesitas ayuda con tus estrategias SEO o CRO? Habla con nosotros, somos agencia de cro marketing.

compártelo