blog

¿Es rentable vender en Amazon? Ventajas, planes e inversión para conseguir la rentabilidad esperada

es rentable vender en amazon

¿Es rentable vender en Amazon? Esta pregunta surge en la mente de muchas personas que tienen una tienda online ante la dificultad de rentabilizar su propio sitio web. El gigante consigue que una empresa tenga un mayor número de transacciones, pero no siempre es evidente saber hasta qué punto compensa o no hacerlo.

El proceso de venta en Amazon no es complicado, pero sí hay que tener mucho cuidado con los cálculos y encontrar el producto perfecto para cada época del año. Lo más destacable es que no es necesario realizar una inversión mínima. 

Las grandes ventajas de vender en Amazon

Ante todo, hay que deliberar la opción de vender a través de Amazon de forma muy minuciosa, pues desde el punto de vista empresarial conlleva unas implicaciones trascendentales.

  • El principal beneficio es la rapidez con la que una empresa puede comercializar sus productos a través de Amazon. La sencillez es tal que basta con rellenar la plantilla que proponen y publicar los productos. Para todo ello existen unas instrucciones de fácil seguimiento, por lo que de un día para otro se pueden vender productos en Amazon sin haber hecho ningún tipo de inversión previa.
  • Esa es otra de las ventajas, el ahorro tanto de tiempo como de costes que conlleva el contar con un sitio web adaptado a una tienda online. Todo ello supone el diseño y estructuración de la web, además del posterior mantenimiento de la plataforma de ecommerce.
  • Lo más común es que la empresa tenga que contratar a un experto para que se encargue de estas gestiones, cuestión que al vender en Amazon se elimina, ya que la única preocupación de la empresa será gestionar su catálogo de productos y asegurar el stock y los tiempos de envío.
  • En cuanto a la amplitud del catálogo disponible, existe una restricción al ser un vendedor individual, y esta es que la cantidad de productos disponibles no debe superar las 40 unidades. Por el contrario, si se cuenta con el estatus de vendedor pro, esta cantidad pasa a ser ilimitada, además de contar con otras ventajas.
  • Por otro lado, se incrementa notablemente la visibilidad del negocio y de los productos. Se trata de una plataforma donde se está expuesto a un público potencial mucho más amplio, por lo que las posibilidades de atraer a nuevos clientes son mayores.
  • Por otra parte, el comprador no va a dudar sobre la fiabilidad de la página a la hora de hacer una transacción económica. De este modo, la confianza en el sitio web está asegurada, por lo que se incrementan las ventas y se disminuye la tasa de personas que desisten en los pasos finales de compra por no contar con pasarelas seguras de pago.

Programas para vender en Amazon

Como se ha adelantado anteriormente, el comercio en Amazon se caracteriza por la sencillez y rapidez. La plataforma dispone de diferentes planes para que cualquier persona pueda vender los productos en ella.

Es importante leer las instrucciones con calma y cubrir la plantilla correspondiente de forma correcta. Estos son los 3 planes que Amazon propone para ofrecer productos a través de dos de sus programas: Amazon Seller Central y Amazon Vendor Central.

FBM (Fulfilled by Merchant)

Funciona con el programa Amazon Seller Central y se trata de la opción más sencilla de las tres. Un vendedor sube su listado de productos, rellena la información que se le pide y, después de unos pocos pasos, los artículos aparecen disponibles.

En este plan, es el vendedor el que se encarga de enviar y de hacer la devolución (si se da el caso). Además, si se ofrece un servicio posventa, también será este el que lo lleve a cabo. Se trata de la mejor alternativa para la gran mayoría de productos, aunque no para todos, ya que supondría una pérdida de dinero.

A la hora de identificar una ficha de producto con este plan en Amazon, la clave estará en fijarse en el nombre del vendedor, precedido de “vendido y enviado por…”.

FBA (Fulfilled by Amazon)

Este plan, también dentro del programa Amazon Seller Central, consiste en delegar en Amazon el proceso de venta y de envío de la mercancía, utilizando su red logística. Tanto si la persona que quiere vender sus productos a través de Amazon los ha fabricado él mismo o ha encontrado un proveedor, lo que hace es enviarle todo ese stock a Amazon.

Se trataría de una especie de dropshipping, con la diferencia de que la empresa proporciona los artículos directamente a Amazon.

En una ficha, este tipo de plan se puede identificar fácilmente a través del mensaje “vendido por…, gestionado por Amazon”.

Amazon Vendor

Este plan funciona bajo el programa de mismo nombre, Amazon Vendor Central, y se podría definir como la opción VIP de Amazon. Esto es porque se destina a vendedores o empresas con mayor volumen de productos, a diferencia de los dos planes anteriores, los cuales están enfocados a negocios más pequeños.

La gran diferencia radica en que, para vender bajo este plan, tiene que ser Amazon el que contacte con la empresa. Esto puede ocurrir por varios motivos: ser una marca reconocida, haber vendido mucho en el plan Seller o contar con un producto muy interesante para Amazon.

Una vez realizado el contacto, la empresa envía sus productos a Amazon y es el gigante el que fija el precio que se pagará (el más bajo del mercado) y a cuánto se venderá. En la ficha correspondiente aparecerá la frase “vendido y enviado por Amazon”. La empresa pasa a ser un simple mayorista de Amazon.

¿Cuánto cuesta vender en Amazon?

Como todo, comercializar en Amazon tiene un precio. Es aquí donde radica la cuestión de si es rentable o no para una empresa utilizar este marketplace para la venta de sus productos. Siempre va a cobrar comisiones, por lo que resultará ventajoso si se trabaja con un margen de beneficio amplio.

A continuación, las principales tarifas y comisiones que cobra Amazon a sus vendedores.

Planes

  • Si se elige la opción de vendedor individual, Amazon cobrará una comisión de 99 céntimos por producto vendido.
  • En el caso de vendedor pro, las comisiones son inferiores al caso individual, pero existe un coste fijo de 39 euros más IVA.

Tarifas y comisiones

En función del tipo de cuenta, Amazon cobrará diferentes tarifas y comisiones:

  • Tarifa por referencia. Un porcentaje que va del 5 al 45 % (en base a la categoría del género). Se cobra por cada venta que realizada, incluyendo los costes de envío.
  • Tarifa por cierre de venta. Esta comisión es fija, sin importar el tipo de producto o su importe. Se trata de una comisión de 99 céntimos por artículo vendido.
  • Tarifa por venta de artículo. Esta tasa es específica de ciertas mercancías, como son los libros, los DVD y los videojuegos, así como venta de música o de software. Se sitúa entre los 81 céntimos y el euro.
  • Cuota fija de suscripción mensual. Se aplica a los vendedores profesionales y se trata de una cuota de 39 euros mensuales por tener los productos a la venta en el marketplace de Amazon. Además, implica otras ventajas para este tipo de cuentas.

Costes de gestión logística

El coste que Amazon establece por procesar el pedido puede variar entre 2 y 3 euros por cada uno. Va a depender del tamaño de este (pequeño, estándar o grande).

Costes de almacenamiento

Este también fluctúa en función del tamaño del producto que va a ser almacenado. En este caso, Amazon utiliza otra variable: la denominada coste por tiempo. En función de ella, establece tres períodos: 6 primeros meses (entre 26 y 36 euros por metro cúbico de almacén ocupado), de 6 meses a 1 año (500 euros por metro cúbico) y más de 1 año (1.000 euros por metro cúbico).

Amazon castiga la baja rotación de los productos, por lo que no es rentable tenerlos a largo plazo en su almacén.

Comisiones en Amazon Vendor

Al tratarse de un plan al que la empresa vendedora ha sido invitada por Amazon, las comisiones son inexistentes. Sin embargo, hay servicios asociados por los que sí que hay que pagar. Uno de ellos es el asesoramiento personalizado para obtener recomendaciones de mejoras sobre la cuenta.

Otro de los servicios de pago es el Amazon Retaill Analytics, un panel en el que analizar las métricas de los artículos y su evolución en el marketplace.

¿A qué precio tengo que poner los artículos que venda en Amazon?

En primer lugar, debes tener en cuenta que para que sea rentable vender en Amazon, hay que tener productos con un bajo coste y que permitan un amplio margen de beneficio. Es decir, si vendemos un producto a un precio final de 20€, deberíamos haber pagado por él al proveedor un máximo de 7€.

Pongamos un ejemplo con las tarifas y comisiones de Amazon

Andrea tiene una tienda de smartphones y pone a vender sus móviles a 200€. Dependiendo del tipo de cuenta que elija, tendrás que pagar unas comisiones u otras. En este caso, supongamos que está iniciando y, por ello, contrata un plan individual. 

  • Tarifa por referencia: es el porcentaje que Amazon te cobra por cada venta y que se calcula sobre el precio total de venta del producto incluyendo los gastos de envío. En este caso, sería un 7% del coste total (200 euros), es decir, 14 euros. 

Resultado: 200€ – 14€ = 186€

  • Tarifa por cierre de venta: es una comisión cerrada de 0,99€ en cada producto que se te descuenta de los beneficios. No importa qué tipo de producto o qué coste tenga.

Resultado: 186 – 0,99€ = 185,01€

  • Tarifa por venta de artículo: es el coste que Amazon te repercute por cada venta que hagas a través del marketplace. Las más comunes están entre 0,81€ y 1,01€ y únicamente se aplican a libros, música, DVD, software y videojuegos. En este caso, se aplicarían 0,81€.

Resultado: 185,01 – 0,81 = 184,20€.

  • Cuota fija de suscripción mensual: es la tarifa que Amazon cobra de manera mensual por tener productos en venta en su marketplace a los vendedores profesionales. Tiene un coste fijo de 39€ al mes. Si hubiera contratado un plan individual, no tendría que pagar nada. En este caso el coste sería 0.
  • Cuota de logística: Si hacemos FBA y Amazon almacena y gestiona, la tarifa va desde 1,78€ en adelante. El paquete estándar está en torno a 2,20€ aproximadamente. Esto depende del peso y el volumen de tu producto. 

Resultado: 184,20 – 2,20 = 182€. 

Una vez vistas todas las ventajas que tiene vender a través de Amazon y las comisiones y tarifas que se cobran por ello, cada negocio tiene que valorar su situación concreta para confirmar si es rentable o no. Disponer de un amplio margen de beneficio a la hora de vender productos es recomendable para optar por la venta en la plataforma de Amazon. Además, existen otros factores que decantarán la balanza hacia uno u otro lado.