cuentas de correo empresariales

El correo electrónico es una herramienta más para trabajar la autoridad de tu marca. En ocasiones, de hecho, es el primer elemento de contacto entre tus clientes potenciales y tú. Por ejemplo, cuando los artículos de tu blog u otras secciones de tu página web indican a los usuarios que contacten contigo por ese medio. Las cuentas de correo empresariales son la primera oportunidad de causar buena impresión a tus clientes, pero también tienen otras muchas ventajas.

6 motivos por los que debes tener una cuenta de correo empresarial

¿Sabes de qué elementos se compone una cuenta de correo? Son tres:

  • Nombre de usuario
  • Arroba
  • Dominio web de la empresa que presta el servicio de correo.

En el caso de las cuentas de correo empresariales que se asocian a webs corporativas, el dominio web que aparece es el tuyo, lo que influye en los seis parámetros que analizamos a continuación.

Mejora de la imagen de marca

¿Cómo mejoran las cuentas de correo empresariales la imagen de marca? Al contrario que las cuentas de servidores de correo como Yahoo, Hotmail o Gmail, las cuentas de correo electrónico empresarial indican que la empresa a la que pertenecen:

  • Dispone de presupuesto suficiente.
  • Se toma en serio su propia imagen.
  • Es profesional y está dispuesta a comunicarse con sus clientes de manera eficiente.

Las cuentas de correo gratuitas producen la impresión de que las empresas acaban de nacer y, por tanto, carecen de experiencia, presupuesto y seriedad. No se da la imagen profesional que se busca.

Por otra parte, que la dirección de correo electrónico contenga el nombre de tu empresa hace mucho más sencillo localizar tus mensajes, lo que contribuye a la consolidación de tu imagen de marca.

Además, las opciones de personalizar tu firma para incluir en el pie de cada email generan confianza en el destinatario. Al igual que las plantillas para correos empresariales, que aportan coherencia en todas las comunicaciones externas. Todo ello contribuye a proyectar esa imagen de marca que buscas en tu empresa.

plantillas para correos empresariales

Aumento de la seguridad en las comunicaciones internas

Las cuentas de correo corporativas permiten grandes niveles de personalización. Esto también se aplica a los filtros que evitan la entrada de correo basura. Y es que a través de este tipo de comunicaciones los virus se filtran en las empresas.

Además, la posibilidad de configuración del correo en diferentes dispositivos permite que los empleados siempre estén conectados y se evita que las comunicaciones se pierdan.

Mayor facilidad de gestión

Una de las ventajas de las cuentas de correo empresariales es que permiten la compartimentación del trabajo por áreas o departamentos. Esto hace más fácil archivar y localizar las comunicaciones. Tanto las relativas al trabajo diario como las específicas de un proyecto concreto.

También puedes crear diferentes direcciones de correo y asociarlas a diferentes tipos de comunicaciones. Por ejemplo, desde compras@miempresa.com puedes comunicarte solo con los proveedores, mientras que el correo contabilidad@miempresa.com te ayudará a gestionar los temas relativos a la administración financiera.

Configuraciones personalizadas y mayor espacio de almacenaje

Ya hemos visto que muchas de las ventajas de las cuentas de correo empresariales tienen que ver con su configuración, lo que se aplica a la facilidad de gestión y a la seguridad en las comunicaciones sobre todo.

Pero las empresas que gestionan este tipo de cuentas de correo corporativo saben que uno de los escollos que deben salvar para atraer más clientes es el precio. Al fin y al cabo, las cuentas de Gmail o Hotmail son gratuitas. Para compensar esto, ofrecen más espacio de almacenaje. Un espacio que puedes utilizar para mantener siempre a mano la información más relevante para tu día a día, sin preocuparte de que se borre.

Otra ventaja asociada a esta es que podrás cumplir con la obligación de archivo de correos electrónicos y con la RGPD más fácilmente.

Se consigue una comunicación efectiva

Gracias a la posibilidad de crear listas o grupos de trabajo, los empleados que trabajen juntos en determinados proyectos o los que pertenezcan a la misma área podrán comunicarse de manera más fluida. En lugar de buscar los correos de cada uno de ellos y añadirlos de manera manual a la casilla destinatario, bastará con escribir una vez el nombre del grupo.

La comunicación es también más efectiva con el exterior, ya que las cuentas corporativas de correo no suelen ser identificadas como spam, al contrario que las gratuitas.

Posibilidad de auditoría y control

Si una parte de tu estrategia de negocio se basa en el email marketing, debes saber que las cuentas de correo empresariales disponen de herramientas que te permiten controlar los correos que se han enviado, así como los que se rechazaron y los que resultaron fallidos o fueron devueltos. Esto redunda en una mejor gestión de la base de datos de clientes y también en un mejor servicio.

Además, una de las claves para una estrategia de contenido que genere conversiones puede ser el e-mail marketing como medio principal de venta, si se elige este canal de distribución. Por lo que resulta interesante poder medir su efectividad.

Como ves, las ventajas de tener cuentas de correo empresariales son muchas y muy variadas. La seguridad, la facilidad de gestión, la mejora en las comunicaciones internas y externas y el incremento de la percepción de marca son factores clave a la hora de dar el paso. Si no estás seguro de cómo hacer esta transición o necesitas ayuda, no dudes en contactar con nuestra agencia de marketing digital.