tendencias en apps

Los avances en la tecnología y la inteligencia artificial hacen que los diseños de las apps evolucionen a pasos agigantados, surgiendo constantemente nuevas tendencias en apps.  

La innovación y los avances en este campo están orientados principalmente a mejorar la experiencia del usuario, con diseños futuristas, simples y accesibles, que incentiven la interacción. Se busca aplicar las últimas tecnologías y ofrecer una experiencia única, destacando entre las tendencias más en auge una alta personalización de las apps, aunque como veremos, no es la única que destaca en el diseño y desarrollo de aplicaciones móviles.

 Las 10 tendencias en aplicaciones del momento

Las aplicaciones cada día están más centradas en el usuario, en satisfacer sus necesidades y ayudarle día a día. Por eso hay que estar al día de las últimas tendencias en aplicaciones. A continuación se exponen algunas de las tendencias en el diseño de apps y el desarrollo de aplicaciones:

  • Voice user interfaces (VUI) 
  • Tunneling User Experience
  • El neumorfismo o nuevo skeuomorfismo
  • Más movimiento
  • Colores fuertes y modo oscuro
  • Tipografías más fluidas y legibles
  • El desenfoque y los elementos transparentes
  • Elementos 3D
  • Formas redondeadas
  • Personalización avanzada

Voice user interfaces (VUI) 

El futuro más inmediato pasa porque la interfaz de usuario visual y la voz ya no se integren de manera independiente. Cada vez son más las personas que usan Google Home, Alexa o Siri. Y es que la inteligencia artificial y el aprendizaje automático están revolucionando la experiencia de usuario a otro nivel. 

El futuro más inmediato pasa por que la interfaz visual y la voz se integren juntas y no de manera independiente 

El aumento de las búsquedas por voz es un factor a tener en cuenta en el diseño de apps. Ya no se trata solo de realizar diseños conversacionales o incluir elementos como chatbots y asistentes virtuales, sino también realizar un diseño que simule una interacción humanizada, generando conexiones con los usuarios. Las aplicaciones deben contar con un diseño VUI que ofrezca resultados precisos y rápidos mejorando así la experiencia de usuario.  

El tunnelling user experience es una técnica que guía a los usuarios a interactuar con todos los elementos de navegación en cada pantalla por la que navegan; y así hasta llegar al objetivo final. Predetermina una serie de pasos hasta llegar al objetivo, para entenderlo, se podría pensar en un asistente de configuración que nos va guiando hasta el último paso. Es muy común utilizar el tunnelling user experience para el registro en la app, en aplicaciones deportivas o de dietas.

Tendencias en apps: Voice User Interfaces

El neumorfismo o nuevo skeuomorfismo

En el eterno debate del flat design vs skeuomorphism, ¿podremos encontrar un término medio? Entre estos dos estilos, surge el nuevo skeuomorfismo, también conocido bajo el nombre neumorfismo.  

El skeuomorfismo, es un estilo de diseño en el que los elementos imitan objetos del mundo real. Sin embargo, el neumorfismo se centra en resaltar objetos, las sombras y los brillos son el factor clave en este nuevo estilo. Se trata de resaltar los detalles haciendo uso de las sombras y la iluminación. 

Como resultado, el usuario tiene una comprensión más intuitiva de cómo funcionan los elementos en la pantalla. Los objetos tienen peso e inercia cuando los manipulamos, simulan ofrecer resistencia cuando los deslizamos por la pantalla o proyectan sombras.

Neumorfismo, tendencia en apps

Neumorphic UI by Adrine Harutyunian. Behance.

Más movimiento

El movimiento ofrece muchos beneficios para el diseño de aplicaciones móviles. Puede concentrar la atención en un elemento específico, guiar al usuario hacia una acción necesaria y crear una experiencia de usuario más agradable. Los smartphones están suficientemente avanzados, y sus redes son lo suficientemente fuertes también para tomar como ventaja la animación HTML5 o parallax design, que ya se está utilizando para escritorio.

Tendencias en diseño de apps: movimiento

By Aleksey for Awsmd

Colores fuertes y modo oscuro

Cada año tiene su propia gama de colores, y, en este momento, nos estamos enfocando en esquemas de colores fuertes y llamativos. Esto es consecuencia, en parte, del gran avance en cuanto al desarrollo y la resolución de las pantallas móviles, que permiten apreciar los colores al 100 %. Destaca el uso de colores neón, que aportan a las apps vitalidad y dinamismo. Además, se trata de colores que resaltan sobre los fondos oscuros, muy en auge en el diseño de apps. 

Con el modo oscuro se consigue que el usuario esté más tiempo utilizando la app

Junto con los colores fuertes, otra tendencia en el diseño de aplicaciones es el modo oscuro. Acostumbrados a aplicaciones con fondos blancos y luminosos, estamos experimentando un cambio drástico, pasando a prevalecer los tonos oscuros. Lo que se consigue con este modo es que el usuario esté más tiempo utilizando la app, ya que cansa menos la vista que con los tonos luminosos, y además genera un ahorro de la batería del dispositivo y se ve mejor en entornos con poca luz. 

Tendencias en aplicaciones: colores fuertes y modo oscuro

Facebookgaming by  Alisson Rochinski. Behance.

Tipografías más fluidas y legibles

Parece que no fue hace tanto tiempo cuando la tipografía móvil se limitaba a cualquier tipografía web que fuera legible a baja resolución. Sin embargo, en los últimos años, tanto iOS como Android han estado trabajando en la optimización de sus sistemas operativos para conseguir fuentes más fluidas, escalables y legibles.

Además, se está extendiendo el uso de varias fuentes diferentes para generar un orden visual, que permita identificar rápidamente los titulares del resto del texto.  

Otro efecto secundario de las pantallas más grandes y de la innovación tecnológica es el uso de la tipografía para añadir belleza y expresión al diseño de las aplicaciones.

Tendencias diseño de apps: tipografías fluidas y legibles

Loza by Hoang Pts. Behance.

El desenfoque y los elementos transparentes

Una tendencia del diseño de apps móviles que suma usabilidad a las aplicaciones es el desenfoque de fondo. Aunque el fondo nítido puede parecer que ofrece una experiencia limpia e ininterrumpida, en ocasiones causa problemas de usabilidad.

Dependiendo del fondo seleccionado por los usuarios para sus dispositivos, así como del número de iconos o widgets que se alojan en este, la falta de opacidad dificulta la lectura. La incorporación del efecto de desenfoque gaussiano en el diseño hace que las aplicaciones sean más legibles, mientras se conserva la sensación de que la app se encuentra sobre el fondo.

Junto al desenfoque de fondo, se desarrolla también otra tendencia en el diseño de apps, los elementos transparentes y semitransparentes. Las transparencias se utilizan sobre degradados, superposiciones y estallidos de color. Con este tipo de elementos se consigue una página ligera, es decir, aunque contenga mucha información, no parece pesada, algo muy importante al hablar de dispositivos móviles. 

Tendencias diseño de apps: desenfoque

Travel by Anastasiya Nedohonova. Behance.

Elementos 3D 

Los elementos 3D son ya una realidad en el diseño de apps móviles. Este tipo de objetos permiten una interacción real con el usuario, provocando emociones en el mismo. Permiten presentar los productos y servicios de forma más atractiva e interactiva mejorando la experiencia del usuario.  Los objetos 3D hacen que la aplicación parezca más realista y futurista. Se puede utilizar para presentar los productos o servicios, y también para fomentar interacciones. 

Tendencias diseño de apps: elementos 3D

Electric Scooter Mobile UI by Mahmudur Rahman. Behance.

Formas redondeadas

Las formas redondeadas e imperfectas hacen que la aplicación resulte más interactiva. Se trata de introducir formas simples, imperfectas, asimétricas y suaves en la interfaz de la aplicación. Así se rompe con los entornos fríos que solían suponer las apps. Este tipo de formas aportan un gran dinamismo y personalidad a las aplicaciones, evocando sensaciones de comodidad en los usuarios.

Esta tendencia es especialmente utilizada en apps que generan estrés en los usuarios, como las de finanzas, la construcción, etc. 

Personalización avanzada

Esta es una de las tendencias más fuertes en el diseño de apps. Aprovechar la tecnología para diseñar aplicaciones altamente personalizables aporta una gran satisfacción al usuario. El hecho de que el usuario pueda personalizar su experiencia con la aplicación le hace sentir mayor control. 

La personalización se puede extender a muchos ámbitos diferentes, algunos ejemplos son:

  • La ubicación del usuario: proporcionar contenido relevante en función de la ubicación hará que el usuario saque el máximo partido de la misma. 
  • El diseño de la interfaz: aportar al usuario la capacidad de adaptar la tipografía, el tamaño de la fuente, los colores, etc. puede mejorar enormemente su experiencia de usuario. Hay que tener en cuenta que habrá usuarios con menos vista, daltónicos o zurdos. Y que se pueda adaptar el contenido incentiva fuertemente su interacción con la app. 
  • El contenido ofrecido: que la aplicación ofrezca un contenido u otro en función de los gustos del usuario es un gran avance. Esto es posible gracias a la inteligencia artificial (IA) y permite ofrecer a los consumidores contenidos adecuados a sus gustos. Un ejemplo es Spotify, que crea listas de reproducción personales en función de la música escuchada. 

Estos son solo algunos ejemplos de personalización, pero la realidad es que con el desarrollo del aprendizaje automático y la inteligencia artificial las posibilidades de personalización son enormes y es una tendencia que habrá que tener en cuenta en el diseño de las aplicaciones móviles.

Otras tendencias que prevalecen en el diseño de apps

Aunque hay importantes nuevas tendencias de diseño de aplicaciones a las que prestar atención, hay otras que prevalecen. Estas son algunas de las que no hay que olvidar en el diseño de apps móviles: 

Prestar atención a la accesibilidad

Las tendencias en diseño actuales son más accesibles que las anteriores. Implementar la usabilidad en el diseño de aplicaciones móviles significa pensar en cómo de accesible es el producto. Los fondos simples con fuentes y elementos grandes requieren un procesado, en términos visuales, menor, mientras que los gestos manuales más fluidos (swiping) en oposición a los movimientos que requieren una mayor precisión (tapping, pellizcar para ampliar) son más fáciles para la gente.

Los wearables

Ya no son podómetros con contador de pulsaciones y monitorización del sueño. Ahora son dispositivos inteligentes, capaces de decirte cuánto tiempo falta para llegar a tu destino o la previsión meteorológica. Las aplicaciones diseñadas para estos dispositivos deben ofrecer el suficiente contenido y a una velocidad correcta. Así el usuario lo puede digerir de un rápido vistazo. Esto significa que la tipografía, el contraste de color y el contexto son especialmente importantes para el diseño y desarrollo.

Tener en cuenta que utilizamos pantallas gigantes

Es importante tener en cuenta cómo sostienen los usuarios sus teléfonos móviles mientras los usan. Esto significa hacer que los elementos de navegación más importantes sean de fácil acceso para los pulgares de una persona. 

Acceso sin contraseñas

El avance en la seguridad ha hecho que cada vez utilicemos menos las contraseñas. El acceso a la mayor parte de las aplicaciones se realiza mediante autenticación biométrica, como reconocimiento facial o huella dactilar. De ahí la importancia de tener esto en cuenta en el diseño de apps. 

Las tendencias en el diseño de apps han dado un giro bastante grande en los últimos años. El mercado de las apps móviles está en constante evolución, y debemos estar al tanto de las últimas tendencias. La mayoría de estas tendencias están enfocadas a facilitar la interacción de los usuarios, haciendo su vida más sencilla.