tipos de diseño web

La presencia online ya no es una cuestión de preferencia, sino una necesidad para cualquier empresa que quiera darse a conocer y crear una relación con su público objetivo. Las páginas web actúan como una carta de presentación en la que también se incluyen contenidos relevantes. Sin embargo, esa presentación puede tener una infinidad de apariencias diferentes. A la hora de elegir una, hay que pensar en el tipo de empresa y sus valores, en la experiencia del usuario y en las tendencias del momento. ¿Conoces cuáles son los tipos de diseño web más populares?

5 tipos de diseño web que verás en las webs actuales

Las posibilidades en los tipos de diseño web son infinitas, ya que hay plantillas predefinidas, pero también la opción de crear los diseños desde cero, con una apuesta clara por la personalización. Todo depende de las necesidades de la web y del presupuesto con el que se cuente. Estos son los cinco tipos de diseño web que más se emplean en la actualidad por su funcionalidad.

Diseño fijo o estático

El diseño fijo, también conocido como estático, es el más sencillo de todos. Como su nombre indica, su tamaño y elementos no se mueven, por lo que la página no cuenta con dinamismo. Se puede construir de cero, pero sus medidas son fijas y no tienen en cuenta el tipo de navegador o de dispositivo desde el que se visualicen.

Dicho esto, queda claro que la falta de adaptabilidad es una desventaja notable, puesto que hoy en día los usuarios suelen alternar entre portátiles y dispositivos móviles. Sin embargo, sigue teniendo ventajas, como la facilidad para configurarla o la velocidad, al contar con muy pocos elementos. Se suele emplear como una versión móvil independiente de la web principal.

Diseño dinámico

El diseño dinámico también se conoce como diseño elástico. A diferencia del anterior, el tamaño varía si se agranda o disminuye el texto, pero no es capaz de modificarse cuando lo que cambia es el dispositivo que se use para visualizar la web.

Sigue siendo uno de los tipos de diseño de páginas web más usados, ya que poder elegir el tamaño del texto resulta útil para los diseñadores web. Facilita el uso y la accesibilidad, puesto que se adapta a las interacciones de los usuarios y personaliza la experiencia. No obstante, hay que realizar pruebas de experiencia de usuario para conseguir el tamaño idóneo y no repercutir negativamente en la usabilidad. También se debe planificar la estructura para no añadir demasiadas opciones.

tipos de diseño web

Diseño líquido o fluido

A diferencia del anterior, en el diseño web fluido o líquido, el tamaño y ancho de la pantalla del dispositivo no es el factor determinante. Si bien el diseño sí se ajusta, lo que hace es estirar o reducir la web. Esto se hace para no sacrificar parte del texto, aunque puede ocasionar que este se vea deformado o con un tamaño muy grande o pequeño.

El diseño consta de unidades que son flexibles, que consiguen llenar todo el espacio de la pantalla ajustándose. Por esta característica, los diseñadores web no optan por él, puesto que puede repercutir en la experiencia de usuario y afectar a la estética. Sus ventajas son la compatibilidad con todo tipo de resoluciones y una mayor accesibilidad.

Diseño responsive

El diseño responsive es uno de los tipos de diseño web más empleados, puesto que hoy en día prácticamente todos los usuarios utilizan varios dispositivos electrónicos. Además de por la experiencia que ofrecen, también los buscadores dan preferencia a las páginas que tienen este tipo de diseño. Se trata de webs que se adaptan de manera inteligente a la pantalla desde la que se visualizan.

Por lo tanto, pese a un desarrollo más complejo, son capaces de mantener siempre la misma apariencia y funcionalidad. Con una única versión web, se pueden satisfacer necesidades que provienen de un tipo de dispositivo diferente.

tipos de diseño web

Diseño flexible o adaptativo

El diseño flexible, también conocido como adaptativo, fusiona elementos del diseño estático y del responsive. Este método implica la creación de varias versiones del sitio, cada una diseñada específicamente para un conjunto de dispositivos. La web puede detectar el dispositivo del usuario y así elegir qué versión mostrar para optimizar la experiencia.

La ventaja principal es el control más preciso sobre la apariencia en diferentes contextos, aunque puede requerir más recursos de desarrollo. También la adaptabilidad en su nivel más alto. Mientras que el diseño responsive se adapta a cada dispositivo, este genera un diseño nuevo para cada uno.

¿No sabes por cuál de los tipos de diseño web decantarte para tu empresa? En Proun te ayudamos tanto con la elección como con la creación de la página.

compártelo