Retargeting con Google Ads

En contra de los pronósticos más pesimistas, la inversión en publicidad digital no solo no ha caído, sino que ha experimentado un notable crecimiento.  Así lo revela el estudio llevado a cabo por IAB Spain y PwC. Por supuesto, no existe un único motivo detrás de esta tendencia. No obstante, las acciones de retargeting con Google Ads y las diferentes estrategias de remarketing tienen mucho que ver en ello.

En un momento en que el comercio electrónico ya está asentado como hábito entre los consumidores, que las empresas pretendan mejorar su ratio de conversión no debería suponer ninguna sorpresa. De cómo funciona esta técnica publicitaria te hablaremos a continuación, para que conozcas otro de los beneficios de Google Ads.

¿Retargeting o remarketing?

Los nombres de estas dos estrategias no son lo único que tienen en común. De hecho, en ambos casos su objetivo es volver a captar clientes y ambas técnicas incrementan el CTR y mejoran el ROI. El método con el que lo logran también es semejante, pues se basa en la recopilación de datos del usuario. Esos datos se utilizan para diseñar las campañas que se le mostrarán a posteriori.

El factor estrella tanto del retargeting como del remarketing con Google Ads u otras plataformas es la personalización extrema: se envía publicidad adaptada a cada usuario y este la recibe en todos sus dispositivos.

La diferencia entre ambas técnicas tiene que ver con el modo en que se recogen los datos.

  • El remarketing los recoge de manera orgánica, aprovechando la actividad de los usuarios que contestan encuestas, guardan sus productos en listas de deseos o se suscriben a newsletters. Toda esa información que el usuario proporciona de manera voluntaria es utilizada por las empresas para diseñar campañas de email marketing personalizadas que se adapten a las preferencias, deseos y necesidades expresados en los datos.
  • Por su parte, el retargeting se basa en el uso de etiquetas. Tal como dice el glosario de términos de IAB, esta técnica consiste en «el uso de una etiqueta, un píxel u otro código para permitir que un tercero reconozca a usuarios concretos fuera del dominio donde se recopiló una determinada actividad». A partir de esa etiqueta se hace un seguimiento del comportamiento online del usuario, lo que permite mostrarle anuncios de sitios que ya visitó, catálogos de productos que consultó y hasta aquellos que dejó en carritos abandonados.

Remarketing de anuncios de Google

Retargeting en Google Ads: así es el proceso

Puedes hacer en Google Ads retargeting a través de tan solo 8 pasos. El primero de ellos será abrir una cuenta en Google Ads. Toma nota de los siguientes:

  • En primer lugar, debes obtener el fragmento de código (tag o píxel) que después  colocarás en tu sitio web. Dirígete a la sección Herramientas/ Conversiones. Se encuentra en la parte superior derecha de la pantalla.
  • Aquí es donde debes crear un elemento de rastreo. La página te da la opción de configurar desde el nombre hasta el último detalle a rastrear. Una vez lo diseñes, has de colocarlo en tu sitio web. Una vez colocado, el píxel empezará a recabar datos.
  • El tercer paso es la creación de listas de retargeting, cuyo contenido y configuración dependerá de tus objetivos y, por supuesto, de tu presupuesto. Puedes elegir rastrear a todos los visitantes, únicamente a los que hayan realizado una acción determinada, etc.
  • A continuación llega el momento de diseñar la campaña de retargeting con Google Ads. Puedes hacerlo en la pestaña Campañas, mediante un clic en el botón azul «Añadir campaña».
  • El siguiente paso es seleccionar el objetivo que quieres alcanzar. Como estamos hablando de retargeting, puedes seleccionar la opción «Hacer retargeting al tráfico del sitio».
  • Para empezar de manera sencilla, te recomendamos que lo hagas con una campaña de visualización estándar. Basta con seleccionar la opción y añadir después la url de tu sitio web. Después de hacer clic en continuar, podrás configurar todas las opciones de la campaña; entre ellas el presupuesto.
  • El séptimo paso es fundamental, pues es aquí cuando debes escoger la lista de retargeting a la que aplicarás la campaña diseñada. Para hacerlo basta con que vayas a la sección «Cómo han interactuado con su negocio» y escojas la lista.
  • Tras dar clic en continuar, podrás ajustar todas las opciones de tu campaña, como el presupuesto, gastos y más características.
  • Por último, es el momento de crear el anuncio. Esto se hace en la pestaña de inicio de campaña. A continuación publica el anuncio. Eso es todo.

Como ves, el proceso de retargeting con Google Ads se basa en dos pilares: diseñar las listas de retargeting y diseñar las campañas. Con estos dos elementos bien construidos, el proceso consiste en seguir los pasos lógicos que marca la plataforma.

¿Qué tipos de retargeting puedes hacer con Google Ads?

El retargeting con Google Ads se centra en los usuarios que han pasado por tu web o que han interactuado con tus redes sociales, pero no han hecho ninguna compra. Su objetivo es que den el paso y dejen de ser usuarios para convertirse en clientes.

Piensa que solo entre un 2 y un 3 % de los usuarios hacen esa conversión. Eso es porque se necesitan entre siete y ocho «contactos» para crear la confianza suficiente. El retargeting con Google Ads se encarga de producir esos contactos y puede hacerlo de diferentes formas.

Anuncios estándar

Los anuncios estándar fueron los primeros que Google lanzó y no ofrecen gran capacidad de interacción. Una vez Google identifica al usuario que ha visitado una página sin hacer una compra,le enseña un anuncio en el que puede hacer clic.

Anuncios dinámicos

Los anuncios dinámicos se usan mucho en el retargeting con Google Ads. Pongamos que un usuario visita una tienda de colchones y no compra nada. Google le asigna una etiqueta o píxel y más tarde le mostrará productos iguales o muy parecidos a los que vio en aquella primera tienda.

Anuncios de texto

Los anuncios de texto aparecen en la página de búsqueda de Google cuando el usuario introduce en ella unas palabras clave determinadas. Pero no es este el único requisito: también debe haber visitado alguna vez la página anunciada. Por regla general esta forma de retargeting con Google Ads es más cara.

Anuncios de retargeting en vídeo (Youtube)

La etiqueta que hace que Google muestre nuestro anuncio a un usuario concreto no depende de que haya visitado nuestra web, sino de que haya visto alguno de nuestros vídeos. Puedes hacerlo en Youtube o en nuestro propio sitio. Este tipo de retargeting es más concreto y específico pues se basa en contenidos muy determinados que el cliente ha consumido: el vídeo que vio.

Anuncios por listas de distribución

La última posibilidad de hacer retargeting con Google Ads es utilizar nuestras propias bases de datos de usuarios. Podemos recoger los datos mediante suscripciones a newsletters, por ejemplo. Google nos permite subir nuestros datos a su plataforma. Una vez allí, etiqueta a los usuarios. Más tarde los rastreará y les mostrará los anuncios que considere relevantes. Para que esta última opción funcione, es necesario que nuestra base de datos sea de calidad.

En resumen, el retargeting con Google Ads es una técnica tan eficaz como la publicidad programática para aumentar las ventas de tu negocio. Sin embargo, llevar un cabo puede resultar más complejo de lo que parece una vista simple. Si necesitas ayuda para diseñar tu estrategia, contacta con nosotros, te guiaremos por todo el proceso o lo haremos por ti. ¡ Llámanos !

compártelo