Mi tienda online no vende

Empezar un comercio electrónico no es una tarea sencilla, y más cuando llevamos meses sin vender, nos preguntamos ¿Qué hacer si mi tienda online no vende? ¿Ha llegado el momento de cerrar el negocio?

Todos empezamos un negocio online pensando que será rentable. Sin embargo, para conseguir ventas y un retorno de la inversión positivo y estable a largo plazo, es necesario esfuerzo e inversión. La promoción de los productos juega un papel realmente importante para cualquier persona que desee expandirse.

¿Qué hacer si mi tienda online no vende?

Cuando no estamos consiguiendo las ventas que esperábamos, es necesario replantearse la estrategia para detectar dónde estamos fallando. Es importante aportar valor en un nicho de mercado que tenga demanda y, además, intentar reducir el gasto al máximo en aquello que podamos prescindir para aumentar el margen de beneficio. No olvidemos también la importancia de la promoción y publicidad.

Trabaja cada día el contenido

Estamos vendiendo en internet y, por tanto, es necesario cuidar el SEO o posicionamiento web. Ya sea el mercado en el que nos posicionamos, hay ciertos aspectos que suelen ser comunes, para que tu sitio web sea más visible y tenga mayor autoridad en los buscadores web: crear un buyer persona, analizar la competencia, identificar las palabras claves, analizar la competencia, arreglar los enlaces rotos, optimizar la velocidad de carga, etc,..No olvidemos que en nuestro plan táctico el contenido es el rey.

Es fundamental escribir siempre contenido propio, y que las temáticas sean relacionados con los productos y servicios de tu negocio online.. Además una herramientas fundamental en la estrategia de marketing de contenido es el blog, ayudándote a posicionar mejor tus productos y atraer tráfico a tu web..

Reducir gastos de envío y devolución

Debemos hacer entender a nuestros consumidores que los gastos de envío y devolución no son un problema que deba frenar el proceso de compra. Si conseguimos este objetivo, sin ninguna duda, tendremos mucho ganado. En nuestra página web de comercio electrónico, existe la necesidad de destacar la existencia de gastos de envío económicos, así como trabajar en la posibilidad de ofrecer gastos de envío completamente gratuitos a partir de cierta cantidad de facturación.

Por otro lado, la gestión de las devoluciones también debe ser una tarea importante. Muchas veces no nos comprarán un producto por miedo a que no les guste el producto. Si conseguimos imponer esa confianza, también lo haremos aumentando nuestras compras.

Nichos con rentabilidad

Antes de elaborar una estrategia de ventas es quizás tanto o más importante encontrar un nicho que aporte rentabilidad y donde realmente haya potenciales compradores. Muchas veces el producto no es el problema, sino que realmente no hay personas interesadas en aquello que estamos vendiendo. Por ello, antes de realizar una inversión en algún tipo de producto, pensemos las posibilidades que tenemos en ese mercado.

Una vez hemos encontrado un nicho con rentabilidad, el siguiente paso es llevar a cabo una estrategia de benchmarking para diferenciarnos de la competencia. Hemos de conseguir ofrecer un producto que resulte único, diferente y que aporte algo de valor que no tenga el resto. Esa es una de las principales claves para aumentar las ventas de nuestra tienda online.

Presencia en redes sociales y publicidad de pago

Un e-commerce no puede sostenerse sin una inversión regular en el plan de marketing online en publicidad de pago y redes sociales. Es recomendable centrar la publicidad en un grupo de productos reducido de los que tengamos stock y que tengamos rotación. Existen diferentes opciones para atraer mi público objetivo a nuestro e-commerce con el fin de conseguir ventas.

Las estrategias de marketing online más conocidas son el Posicionamiento SEM (con anuncios en Google Adwords, Bing, etc), Posicionamiento SEO, email marketing, o contenidos patrocinados.
También la publicidad en redes sociales en Facebook, Instagram linkedin y Pintarest pueden dar óptimo resultado.

Experiencia óptima de navegación

Cualquier tipo de estrategia de marketing digital es inútil si detrás no ha habido un buen trabajo en ofrecer una página web optimizada. No olvidemos que el sitio web es nuestro mercado. Si no cumplimos con una serie de estándares de calidad, podemos perder potenciales clientes. De hecho, en Analytics veríamos una enorme cantidad de porcentaje de rebote; es decir, usuarios que entran en nuestro sitio, pero si van sin comprar nada.

En este sentido, nuestro sitio web debe ser responsive, es decir, estar optimizado para teléfonos móviles. Cada vez es más frecuente que llevemos a cabo nuestras compras a través de un móvil. No olvidemos que también es importante que sea fácil para navegar y ofrecer una página web que esté orientada a conseguir conversiones, facilitando que todos podamos encontrar lo que queremos.

De esta forma, si nos encontramos que mi tienda online no vende, es necesario revisar si el contenido que estamos publicando es lo necesariamente atractivo o si en cambio hay que modificarlo. Pongamos hincapié también en el tipo de envíos y el nicho de mercado al que nos dirigimos. Al fin y al cabo, nuestra página web es nuestro catálogo principal: debemos invertir tiempo y dinero para que resulte atractiva.