marketing de contenido

El marketing de contenido es una estrategia basada en crear contenidos de calidad, interesantes para el target de la empresa. Algunos de sus objetivos son generar tráfico a la web o conseguir nuevos leads.

Impulsa tu startup con estas 8 estrategias de marketing de contenido

Para empezar, es muy importante definir la identidad de tu marca y el posicionamiento de tus productos o servicios. Por otro lado, es fundamental, tener claro quién es el público objetivo de tu startup para decidir los contenidos en los que se va a trabajar.

Podemos dividir en 8 factores lo que hay que tener en cuenta en una estrategia de marketing digital de contenidos:

Calidad de los contenidos

Generar contenidos de calidad es uno de los factores que va a influir en el posicionamiento web de tu página. Aportar contenido relevante puede mejorar considerablemente la posición e indexación en Google. Es la forma de atraer enlaces de forma natural y de generar confianza en el público objetivo.

Si se cuida el contenido que se ofrece, es más fácil posicionarse como referente en un sector y ganar credibilidad frente a los clientes y las demás empresas del ámbito de actuación. Es importante que la calidad esté por encima de la cantidad, y que es mejor empezar con pocos contenidos, pero que sean de alto valor añadido.

Definir y comprender a tu público objetivo

Conocer y definir a la audiencia es fundamental para poder desarrollar una buena estrategia de content marketing. Saber cómo conectar con ellos es una de las bases del éxito de muchas startups.

Además, es conveniente trabajar en el buyer persona y en el customer journey para poder analizar el estilo de vida y las fases de compra de tu público objetivo. Toda esta información puede ayudar a la startup a crear una conexión real con los clientes potenciales.

Analizar a tus competidores

El benchmarking competitivo es un aspecto clave que hay que tener en cuenta. Es importante analizar parámetros como las palabras clave y los artículos que mejor funcionan a la competencia, así como el impacto que tienen en las redes sociales.

Analizar el marketing de contenidos que lleva a cabo la competencia es una forma de poder poner a prueba tus estrategias. No se trata de copiar lo que hacen, sino de coger inspiración para poder adaptarla a nuestra planificación de contenidos.

Establecer la estrategia

Para empezar a llevar a cabo un plan de contenidos, el primer paso es determinar los objetivos cualitativos y cuantitativos, tanto a corto como a largo plazo. De este modo, se pueden empezar a planificar los contenidos en base a ellos. Además, es importante establecer KPI’s para ir viendo la evolución de las estrategias y ver si se cumplen los objetivos establecidos.

Medir los resultados

Es importante medir el impacto de las acciones que realizamos. Si se hace un evento o una promoción en redes sociales, pero no medimos los resultados, es como si nunca hubiera existido.

Es conveniente que valoremos las interacciones, engagement y alcance de cada acción que realicemos. Es una de las formas más eficaces de aprender y de mejorar en un futuro.

Además, con la ayuda de los datos que recopilaremos, podremos medir los resultados y compararlos con los de otras acciones, así como mejorar los contenidos.

Visual

La parte visual es la que más suele llamar la atención, ya que es lo primero que capta el interés de las personas. Por este motivo, hay que cuidar la estética de las imágenes y de todo el contenido que proporciones. Se pueden usar infografías y otro tipo de contenido visual que consiga atraer al público objetivo.

Posicionamiento SEO

Tener en cuenta el posicionamiento SEO es fundamental para hacer crecer una startup, ya que es la forma de aparecer en las primeras páginas de Google. Es recomendable que se cuente con un equipo de profesionales que tengan experiencia en el sector y que puedan ayudar en la selección de las palabras clave y con el posicionamiento seo-on page y seo-off page.

Plan estratégico de social media

Para poder llevar a cabo una buena estrategia de contenidos, es importante que se haga una buena planificación de la información que se quiere difundir a través de las redes sociales.
La estrategia debe incluir la elección de las redes sociales en las que se quiere tener presencia, la frecuencia de publicación y los objetivos a corto y largo plazo.

Además, es importante que creemos un calendario editorial y publicar con frecuencia, para no perder el interés conseguido.

En conclusión, es necesario que desde la creación de tu startup se empiece a proporcionar contenidos de calidad adaptados al público objetivo en diferentes plataformas. Además, es importante seguirles la pista a los competidores, realizar acciones notorias y medir el impacto de cada acción que se lleve a cabo.