Canonicalización

La canonicalización es el uso de etiquetas canonical para indicar a los buscadores, en el caso de que tengas contenido duplicado en tu sitio, qué página quieres que muestren. Esto es muy frecuente en el comercio electrónico, ya que las tiendas online suelen tener más de un modelo del mismo producto. Por ejemplo, un vestido en color negro, blanco o rojo. La descripción del mismo será igual en todos los casos, salvo por el detalle del color. En este caso, las etiquetas canonical ayudarán a los buscadores a elegir qué página mostrar en sus resultados de búsqueda. Analicemos esto con un poco más de profundidad.

¿Qué es la canonicalización en SEO?

Hablamos de canonicalización SEO para referirnos al uso de las etiquetas canonical con el fin de evitar los problemas que podrían presentarse de no hacerlo. En definitiva, se trata de elegir la mejor URL para un contenido dado. Los problemas que se tratan de evitar están relacionados directamente con el SEO; es decir, con el posicionamiento en los resultados de búsqueda de los diferentes buscadores, en especial Google.

Algunos de estos problemas son:

  • Canibalización: cuando tu sitio web alberga varias páginas que tratan de posicionarse para una misma palabra clave, tu negocio sale perjudicado. El motivo es que Google puede interpretar que estás tratando de manipular a los rastreadores para aparecer en las primeras posiciones.
  • Contenido duplicado: cuando no usas etiquetas canonical, Google no sabe qué contenido es el original y cuál la copia. Como el buscador comparte con el ser humano la discutible cualidad de no querer trabajar doble, es posible que tu página aparezca en este caso en el contenido omitido.
  • Pérdida de autoridad: si Google decide no mostrar tu página web por cualquiera de los motivos anteriores, tu sitio se resentirá en su totalidad. El descenso en los resultados de búsqueda resulta en una disminución de autoridad que es difícil compensar.

¿Cómo aplicar correctamente la canonicalización de URL?

Para aplicar de manera correcta la canonicalización no es necesario escribir largas líneas de código; basta con aplicar la etiqueta rel=”canonical”.

Pongamos como ejemplo que tu sitio web contiene estas dos URLs y que ambas muestran el mismo contenido:

http://mipagina.org

http://mipagina/index.php

Canonicalización HTML

Si queremos indicar que la segunda URL es canónica de la primera, tendríamos que escribir lo siguiente:

<link rel=”canonical”

href=”http://mipagina.org/index.php”>

Hay ocasiones en las que la canonicalización no es la mejor opción. Por ejemplo, si no queremos que el contenido de una página no esté disponible de ninguna manera para los usuarios. En este caso, es más adecuado utilizar una redirección 301.

6 errores frecuentes en canonicalización de URL

Tal y como hemos visto, el concepto de canonicalización es sencillo de entender: se trata de aplicar una etiqueta rel=”canonical” a aquellas de nuestras páginas que mejor muestren el contenido que comparten con otras. Sin embargo, aplicar estas etiquetas es algo más complicado. De hecho, existen una serie de errores frecuentes que desgranamos a continuación.

Configurar la URL como no index

Cuando una URL se configura como no index, lo que se hace es dar a Google una instrucción contradictoria. Por decirlo en palabras muy simples: donde la etiqueta canonical pide a Google que muestre esa página de manera preferencial, la orden no index le pide que no la muestre en absoluto.

El buscador tiende a dar preferencia a la etiqueta canonical frente a la orden no index, pero en cualquier caso mezclar ambas en la misma URL es un error.

En este sentido, colocar un código de estado HTTP 4XX para una URL canonicalizada es equivalente a configurarla como no indexable.

Canonicalización en paginación

Google no indexará una página 2 si le agregas una etiqueta canonical, por eso listamos esta práctica, mucho más común de lo que parece, en la lista de errores frecuentes. Además, la sola idea parte de una premisa equivocada. La canonicalización se usa cuando hay contenido duplicado en un sitio web. Pero cuando hay paginación, la página dos no equivale a la uno.

La acción correcta en este caso es usar la etiqueta <link> con rel=next y rel=prev.

Demasiadas etiquetas canónicas en un mismo sitio web

El uso de etiquetas canonical tiene un objetivo concreto, que es decirle a Google qué página quieres que muestre. Pero añadir demasiadas de estas etiquetas en la misma web es un error que puede resultar contraproducente. Una buena práctica es recurrir a la canonicalización únicamente cuando sea necesario. De otra manera, Google ignorará las etiquetas.

Canonical

Agregar etiquetas canónicas en URLs acortadas

Las URLs acortadas son maravillosas para usarlas en redes sociales porque, entre otros  beneficios, ahorran caracteres, que suelen estar limitadas en las mismas. Sin embargo, emplear canonicalización en URLs acortadas no es buena idea. Este tipo de URL omite una parte de la información, lo que puede llevar a los rastreadores de Google a cometer errores. Dado que la canonicalización es una manera de “aclarar las cosas”, es mejor no fomentar las equivocaciones.

Usar etiquetas fuera de <head>

Hay un lugar específico para colocar las etiquetas canonical y es el <head> de un documento. Cuando esta etiqueta aparece en otra sección de la página, como el <body>, Google la ignora.

Bloqueo en robots.txt

Algunos usuarios deciden recurrir a medios más expeditivos para ayudar a que la canonicalización surta efecto. En ese sentido, no solo añaden la etiqueta correspondiente, sino que bloquean la URL en robots.txt. La consecuencia inmediata de esto es que Google no puede rastrear la página no canónica, con lo que el sitio web pierde el link equity correspondiente.

Como hemos visto, pronunciar canonicalización no es lo más complejo de esta herramienta. Implementar etiquetas canonical requiere de un conocimiento profundo de la estructura de un sitio web y del funcionamiento de Google. Y es necesario tener en cuenta que el algoritmo y su modus operandi tienden a evolucionar sin previo aviso. Por ese motivo, quizá hayas pensado en contar con la ayuda de profesionales que gestionen los problemas de contenido duplicado de tu sitio web. En Proun podemos hacerlo.

compártelo