el branded content

El branded content surge como respuesta a un mercado saturado de publicidad. Los usuarios reciben publicidad a través de diversos canales y a todas horas, por lo que surge esta forma de crear contenido de marca que interese y conecte con la audiencia. 

En un mundo cada vez más digitalizado es muy importante buscar nuevas formas de llegar al público, formas que no sean intrusivas, si no que generen una atracción natural de este hacia la marca, aquí es donde entra el branded content. 

Además, según la Asociación Internacional de Medios de Noticias, el branded content es una de las estrategias que mejor se adapta al momento actual. Debido a la pandemia del Covid, los consumidores están influenciados por multitud de videos y dedican mucho más tiempo al entretenimiento, las redes sociales, en general, a Internet. 

¿Qué es el branded content?

Cuando hablamos sobre el branded content nos referimos a la generación de contenidos que permiten conectar la marca con los consumidores. Así, las empresas, para poder crear o mejorar su imagen de marca, han de transmitir los valores que las caracterizan.

Está orientado a transmitir, generar emociones y conectar. Con este tipo de contenidos, la empresa no busca vender un producto o servicio sino más bien, buscan crear conexiones con la audiencia a través de valores, emociones y sentimientos.

Características del branded content

La relevancia del branded content reside en su capacidad de generar contenidos significativos y de valor. Unas narraciones capaces de transmitir aspectos que caracterizan a la marca, que aportan sensaciones y que despiertan emociones.

Características del branded content

Las estrategias de branded content y marketing de contenidos aunque son muy diferentes, tienen algunas similitudes

Puede resultar confuso y en algunos casos confundirse con el marketing de contenidos. Esto es normal, ya que realmente ambos se centran en la generación de contenidos, con algunos rasgos diferenciativos.  

Las estrategias de branded content y marketing de contenidos aunque son muy diferentes, tienen algunas similitudes, ambas se centran en generar contenido de calidad no intrusivo a través de múltiples formatos y su objetivo final es la venta aunque no se plantea realmente la venta directa con el contenido. 

Para conocer a fondo que es el marketing content, vamos a explicar algunas de las características que lo hacer diferente y una estrategia exitosa:

  • Genera interés, curiosidad, sorpresa. En definitiva, emociones en los consumidores. Se trata de contenido que es innovador y así hace que se cree esa conexión de la marca con los usuarios.  
  • Utiliza el ‘storytelling’, una herramienta capaz de brindar una experiencia significativa a los usuarios. Su seña de identidad radica en narrar una historia o un relato con el que buscamos conectar emocionalmente con el consumidor.
  • Debe ser relevante: un contenido relevante es mucho más viral que otros contenidos. Si los usuarios no lo consideran relevante no compartirán el contenido, y uno de los objetivos del branded marketing es llegar a un gran número de usuarios. 
  • Su objetivo es el conocimiento y posicionamiento de la marca. Este tipo de contenido busca que la marca sea conocida y reconocida por los consumidores, busca estar presente en su mente. 
  • No se centra en vender productos o servicios: como decíamos en el punto anterior, está centrado en la marca y no en generar venta de productos. 
  • Utiliza las emociones: busca apelar a las emociones de los usuarios, no intentando mostrar por que la marca es mejor si no conectando con la audiencia, haciéndola sentirse identificado con la marca. 
  • Se presenta en diversos canales y formatos: al igual que los contenidos se puede compartir a través de diversos canales: redes sociales, web, app, etc. Además, lo podemos encontrar en gran cantidad de formatos: videos, audios o podcast, texto, etc. 
  • Es no invasivo: como decíamos, se trata de contenido que no se asemeja en nada a la publicidad y debe ser algo que capte la atención del usuario no que le persiga por los diferentes medios interrumpiendo su navegación.

Un punto clave: la conexión con el público objetivo

Como mencionábamos, debe ser no invasivo, al mismo tiempo, innovador y, lo más relevante, debe conectar con nuestro público objetivo. Cabe señalar que, ha de buscar la interacción con nuestro público objetivo. En concreto, tanto con clientes como con potenciales clientes, a los que ha de llamar la atención y crear una relación de compromiso.

Para definir dicho contenido, hemos de conocer a nuestro público objetivo. En particular, hemos de comprender cuáles son sus necesidades, sus intereses, su estilo de vida y sus gustos. Después de este análisis, tendremos una idea clara de los diferentes temas que podemos emplear.

A su vez, estos temas los hemos de observar desde la perspectiva de nuestra marca. En especial, en qué punto del proceso de compra nos hallamos. No es lo mismo que nos encontremos lanzando una marca que reactivándola o buscando un nuevo nicho de mercado. Todo ello nos permitirá asegurarnos de que el tipo de contenido es afín a nuestra marca.

El branded content se perfila, así, como una serie de contenidos que se ligan a nuestra marca con el propósito de que el consumidor se sienta cautivado y genere una relación donde la base sea la confianza con nuestra marca y nuestros productos.

Ventajas del branded content 

Hay que destacar, que a pesar de que este tipo de estrategias no tiene como objetivo vender un producto o servicio, al igual que sucede en cualquier acción de una empresa, si es su objetivo final. Y, una estrategia de branded content bien preparada puede conseguirlo. Este tipo de estrategia puede aportar importantes ventajas a las empresas que la ponen en práctica, entre ellas podemos destacar: 

Captación de nuevos clientes

Al perfilarse como un formato publicitario donde la originalidad y el entretenimiento son los protagonistas, es muy sencillo llamar la atención de los clientes. De este modo, muchas personas se decantan por dedicarle tiempo al mensaje que lanzamos, lo que conduce al fenómeno de la captación.

Para definir el contenido en una estrategia de branded content  es necesario conocer al público objetivo, comprender cuáles son sus necesidades, sus intereses, su estilo de vida y sus gustos. 

Su valor añadido radica en que los usuarios se han interesado por algo que hemos publicado, no es un contenido invasivo que el usuario se ve obligado a consumir. 

Fidelización de clientes

Tal y como hemos señalado con anterioridad, la estrategia de branded content pretende difundir los valores principales de nuestra marca. Debido a ello, los clientes sentirán un afecto especial hacia nosotros.

El objetivo de estas campañas no es otro que entablar relaciones entre el cliente y la marca. Por este motivo, cuanto mejor sea la campaña, mayores y más duraderas serán las relaciones.

El hecho de tener clientes fieles nos asegura que nuestros valores y nuestro mensaje se amplificarán de modo exponencial.

Contenidos virales

Si nuestros contenidos aportan valor, además de que el consumidor se emocione y considere que es una información de calidad, existe una alta probabilidad de que los comparta en sus redes sociales.

Por otro lado, la red de familiares y amigos que tenemos en nuestras redes sociales y con quienes intercambiamos experiencias y vivencias significativas y reveladoras, hace que los contenidos también se viralicen y que lleguen a un mayor número de usuarios.

Esto es determinante para convertir los contenidos en virales. De esta manera, nuestro mensaje llega a más clientes potenciales y amplificamos la repercusión del contenido.

Conexión emocional con la marca

Ventajas de incluir el branded content en tu estrategia de marketing

Los contenidos se convierten en buenos recuerdos que impregnan el cerebro y el corazón de nuestros clientes, quienes los asocian con nuestra marca. De esta forma, las emociones y sensaciones que generan nuestros mensajes persisten en la mente de nuestros consumidores.

En el caso de que le ofrezcamos al cliente un contenido determinado sobre un tema relacionado con nosotros, que le sea útil y le aporte valor, es algo que el consumidor tendrá presente a la hora de comprar nuestros productos o contratar nuestros servicios.

Aumenta las conversiones

Al crear una comunidad de personas que sean fieles protectores de nuestra marca y defiendan nuestros valores, las conversiones están aseguradas. Uno de los beneficios del branded content es que incrementamos las ventas a medio y largo plazo.

El branded content se instaura y se hace hueco para conectar con nuestra audiencia. Su relevancia y beneficios dejan clara la apuesta por esta estrategia de marketing que nos trae resultados palpables y amplificados. De esta manera, nuestros clientes ya no solo son eso, sino que también son fieles mensajeros dispuestos a compartir su experiencia.