9 peligros de usar temas de wordpress

La web de una empresa es su escaparate de productos y servicios. Por eso, tiene una gran importancia realizar una buena elección de la estética y funcionalidades. Los temas de WordPress son conocidos en todo el mundo y tienen como objetivo el de crear páginas web de diferentes tipologías. Su bajo precio, sencillo manejo y fácil instalación son los principales motivos de su éxito en todo el mundo.

El principal inconveniente viene a la hora de personalizar la web. Si la empresa en cuestión tiene unos requerimientos específicos, es probable que las plantillas no se ajusten a los objetivos establecidos. Los plugins y themes gratuitos de WordPress tienen sus limitaciones y cualquier modificación en la plantilla preestablecida requiere de conocimientos de CMS o la ayuda de un programador.

Peligros de la utilización de temas de WordPress

Si bien el sistema de gestión WordPress tiene numerosas ventajas, la realidad es que, a la hora de crear una web exclusiva surgen un buen número de inconvenientes.

1. Las plantillas pueden no funcionar en todos los navegadores

Los desarrolladores de plantillas en algunas ocasiones, sobre todo si son gratuitas, no evalúan si funcionan para todos los navegadores. Así puede ocurrir que unos recursos se vean en unos navegadores pero no en otros. 

Esto puede llegar a dificultar la visualización de algunos elementos importantes en algún navegador. 

2. La seguridad

WordPress es el software para generar contenidos más extendido a nivel mundial y también el más atacado. Al ser gratuito y open source, los hackers pueden acceder al código fuente, descargarlo y encontrar sus puntos débiles. Este fallo motiva a multitud de empresas a buscar CMS más seguros y potentes, con sistemas integrados difíciles de vulnerar.

Al poco tiempo de instalar WordPress, este puede ser vulnerable, sobre todo si no se presta mucha atención a sus actualizaciones.

3. Soporte técnico inexistente

Pueden presentarse dos casos: usar plantillas gratuitas que no tienen soporte técnico o usar plantillas de pago que sí lo ofrecen. Desgraciadamente, el soporte técnico llega a ser poco práctico o casi inexistente en algunos casos.

4. Plantillas poco optimizadas para SEO

En WordPress es común encontrar plantillas poco optimizadas para SEO, lentas para cargar y de código complejo. La primera consecuencia, a pesar de crear un aspecto visual agradable, es la mala indexación en Google y otros buscadores. Sin embargo, crear un diseño web adaptado a las últimas tendencias, elegante y rápido, genera un inevitable aumento del número de visitas.

5. Restricción en funcionalidades y contenidos

Las plataformas hechas a medida permiten adaptar todo tipo de proyectos y añadir múltiples funciones a los requisitos más exigentes. Sin embargo, uno de los puntos débiles de WordPress es no poder mejorar sus restricciones y limitaciones de forma rápida. Mejorar las herramientas y funciones de la web en estos casos puede ser tedioso, ya que requiere emprender el trabajo desde cero.

6. Los cambios de diseño que se pueden hacer son mínimos

Toda página en línea busca ser única, con diseños propios y exclusivos posicionados para SEO. El problema principal de WordPress es que el usuario se ve obligado a adaptarse a la plantilla. Esta limitación impide realizar modificaciones importantes y puede ser un escollo para conseguir un mejor posicionamiento web de la empresa.

7. Mala experiencia de usuario

La experiencia, positiva o negativa, del usuario web es de vital importancia y un punto clave es que se sienta cómodo. Muchas plantillas de WordPress son complejas y tienen pésimos menús de herramientas. La falta de información clara, los procedimientos incómodos y complejos generan valoraciones negativas que perjudican el negocio.

8. Velocidad

Cuando el usuario navega por Internet, busca páginas que se carguen al instante. Es uno de los motivos que lleva a las empresas a optar por webs de diseño simple, donde prevalece la alta velocidad de carga.

9. Otra web puede tener la misma plantilla

Diseñar una web para una empresa con necesidades concretas debe responder a las especificidades propias de ese negocio. Las plantillas de WordPress son públicas y cualquier usuario puede acceder a los temas. Esto se traduce en que otra web puede contar con la misma plantilla. Para conseguir exclusividad es recomendable comenzar una página desde cero y plasmar en formato web el negocio deseado.

Así pues, queda claro que WordPress puede servir como producto asequible para personas con pocos recursos. Además, cabe destacar que es un programa de fácil manejo, incluso para usuarios que no saben de programación. En general, el uso de los temas de WordPress es útil cuando no hay posibilidad de financiación inicial.

El problema viene cuando hay que modificar el tema y el usuario tiene que empezar de cero todo su trabajo: una velocidad lenta, las restricciones en cuanto a funciones y la poca seguridad del programa, no son recomendables para sitios web profesionales que buscan una página a medida. Buscar algo económico, a la larga, puede salir más caro que desarrollar una web desde cero.