ecommerce de moda

Los ecommerce de moda están cada vez más presentes en la vida de los consumidores. Y la pandemia del coronavirus no hizo más que asentar esta presencia. De hecho, el comercio electrónico en el mundo textil ha sido el salvador de un sector perjudicado por las medidas anti-COVID-19. 

Según el último Informe de la Moda Online en España en 2020, elaborado por la consultora Kantar Worldpanel, las ventas en el sector de la moda online han aumentado más de un 43 % respecto al año anterior. Además, se ha doblado el peso de las ventas online sobre el total de ventas del sector. De rondar el 8 % en 2019 pasó a superar el 15 % en 2020.

¿Qué necesita un ecommerce de moda para tener éxito?

Como en todo, el ecommerce requiere también cierta pericia para destacar entre la competencia. A continuación, se enumeran los factores imprescindibles para que un ecommerce de moda tenga éxito.

Diseño del ecommerce

En el sector de la moda, el diseño es más importante que en otros ecommerce. Hay que elegir un diseño acorde con el perfil del usuario, y tener también en cuenta la navegabilidad y los recursos de la página para proporcionar una buena experiencia al comprador. Tampoco hay que olvidar que el diseño debe permitir mostrar claramente las características del producto

Por otra parte, el diseñador de la web del ecommerce deberá tener presente que esta debe ser fácil de visualizar tanto desde un PC, como una tablet, móvil, etc., y no cargar demasiado el diseño, para que sea posible navegar fácil y rápidamente.

Imágenes de calidad

Otro requisito clave. Las fotografías de las prendas de moda han de ser de calidad y realistas, tener alta resolución, mostrar correctamente los colores y es recomendable utilizar modelos. Es aconsejable también poder ver rápidamente fotos de la prenda, desde distintos ángulos, con un sencillo clic.

Diseño del proceso de compra

Además de la navegabilidad, es muy importante que los pasos a seguir para hacer una compra en la web sean fáciles y que todo el proceso sea agradable, para que el cliente no abandone antes de realizar el pedido. 

Los pasos deben ser sencillos y claros, y ser también compatibles con distintos dispositivos y sistemas operativos, para poder comprar fácilmente y con seguridad. Igual que con el diseño web, conviene fijarse en los pasos que utilizan otras páginas.

Filtros y categorías

Son también un recurso importante para mejorar la navegabilidad y la facilidad de compra. Está demostrado que las ventas son más exitosas si el cliente encuentra rápidamente lo que está buscando.

Los consumidores de moda, normalmente, buscan llegar fácilmente al producto que quieren hallar. No hay que descuidar aspectos prácticos como filtros de talla, color, material, etc. Además al usuario le ayudarán tener un menú con suficientes subcategorías, como por ejemplo camisetas de manga corta, manga larga o tirantes.

ecommerce de moda productos recomendados

Productos destacados y cross-selling

Muchas plataformas conocidas de ecommerce utilizan herramientas como la venta cruzada o cross-selling, consistente en recomendar productos complementarios a los que ha comprado el cliente. Por ejemplo, si ha comprado un pantalón, recomendará un cinturón a juego. 

Los productos destacados, en cambio, son los que se muestran en común para todos los clientes, normalmente en la parte superior o más visible de la web.

Formas de pago

Ofrecer varias formas de pago es fundamental, sobre todo que sea posible pagar con tarjeta. Además, hay que garantizar la seguridad en el pago con pasarelas adaptadas a todo tipo de dispositivos y medios de pago.

Tendencias en ecommerce de moda

La moda es un negocio muy especial y lleno de creatividad. Con el fin de llamar la atención y proporcionar una experiencia gratificante, existen multitud de recursos adecuados para este sector. Estos se pueden utilizar en el diseño web para marcar la diferencia con la competencia.

Realidad aumentada

Al no disponer de probador, esta es la alternativa perfecta. Los visitantes de la tienda online podrán saber cómo les queda un vestido, una chaqueta o incluso productos de maquillaje a través de la realidad aumentada. También hay que tener disponibles todos los colores para probar. 

Además, estas herramientas resultan muy entretenidas. De este modo, los clientes no olvidarán la web y la recordarán como una experiencia divertida. Hay aplicaciones que permiten a los usuarios interactuar en 3 dimensiones con los productos de la web y ver cómo les quedará el artículo desde todos los ángulos. Tan solo será necesario contar con una foto o mediante la cámara del ordenador.

Búsqueda por voz

Gracias a las mejoras de los sistemas de búsqueda por voz, cada vez más clientes utilizan este cómodo sistema. Los sistemas más modernos ya incluyen opciones por las que se puede comprobar, solo con la voz, cómo quedarán diversos productos de moda. Además, día a día se mejoran, gracias a que la optimización de búsqueda SEO se aplica también en este campo.

Experiencia de compra personalizada

Para que los clientes tengan la sensación de que verdaderamente están interactuando con una persona humana, las webs se pueden servir de las recomendaciones basadas en las tendencias de compra del usuario, personalizar los productos con las medidas o tallas que precisa

Otra manera de ofrecer una experiencia de compra personalizada es mediante los chatbots, para asesorar o atender al cliente en cualquier momento. Y tampoco hay que descuidar los emails transaccionales a la hora de plantear cualquier estrategia de marketing.

Diseño brutalista

Este diseño consiste en mostrar lo esencial del negocio y los productos, huyendo de la complejidad tecnológica que es de esperar hoy en día. Está siendo tendencia en las páginas de ecommerce de las grandes marcas, y no es de extrañar. Con el diseño simplificado, se facilita mucho más el reconocimiento del proceso, la experiencia es más sencilla y, sobre todo, realza mucho más todas las cualidades estéticas del producto.

Estas son las bases que harán triunfar un ecommerce de moda. Como puedes ver, hay que proporcionar al cliente una web en la cual sea fácil comprar. Además, debe ser toda una experiencia, incluso más entretenida que ir a una tienda física.