ux-artificial-intelligence

En la era digital, la relación entre IA y UX se encuentra en constante evolución. Los agentes implicados se esfuerzan para que la Inteligencia Artificial (IA) siga su rápida expansión y se extienda a todos los niveles de la sociedad.

Sin embargo, también se encuentran con ciertas reticencias. La percepción de muchas personas no es acorde con la realidad. Para un sector de la sociedad, la IA está deformada por la imagen que el cine y las series de TV han ofrecido de ella. No obstante, aún son pocos quienes advierten que esa tecnología ya está entre nosotros. Es utilizada a diario, incluso en los procesos más cotidianos.

Facebook, Siri o Netflix son solo algunos de los usos habituales de IA sin necesidad de salir de casa. Ahora toca el momento de analizar el impacto de la Inteligencia Artificial en la UX.

Cómo la IA impacta en el diseño

La inteligencia artificial es mucho más que una expresión de moda, ya que bastantes compañías exploran sus capacidades en una amplia gama de sectores. Si bien la tecnología aún está en su infancia, ha contribuido a avances significativos y tiene el potencial de interrumpir industrias enteras.

Las empresas están empezando a crear soluciones basadas en inteligencia artificial. Así automatizan trabajo de desarrollo y diseño web en esta carrera de fondo.

¿Qué es la inteligencia artificial en el desarrollo y diseño web?

AI es la tecnología que utiliza herramientas, como el machine learning, para implementar el desarrollo web y las tendencias y tareas de diseño. Puede completar proyectos de diseño web por su cuenta.

A pesar de su juventud, ya existen muchas plataformas de creación de sitios web disponibles públicamente. Son capaces de crear sitios web automáticamente para los usuarios e incluyen herramientas como Wix ADI, TheGrid y Adobe Sensei.

Cómo la combinación de IA y UX puede mejorar el desarrollo y el diseño web

Aunque la IA no puede igualar las habilidades humanas en este punto, hay varias maneras a través de las que puede transformar el desarrollo y el diseño web:

  1. Automatización y autogeneración de código. Las herramientas de desarrollo web basadas en AI pueden ayudar a los programadores a automatizar una amplia gama de tareas básicas, aumentando así la eficiencia de su trabajo. Consiguen actualizar registros de la base de datos, agregar nuevos registros, predecir códigos para resolver problemas específicos y usar las predicciones para seleccionar la solución más adecuada.
  2. Mejora de la experiencia del usuario con chatbots. Cada vez más sitios web adoptan chatbots para mejorar la UX. Por ejemplo, el informe The 2018 States of Chatbots describió los siguientes casos de uso previstos para los chatbots en los próximos años: «Por ejemplo, un chatbot puede pedirle a un visitante que responda preguntas sobre la experiencia de navegación y el diseño del sitio web. Basado en las entradas, proporcionará a los desarrolladores y diseñadores web estos valiosos conocimientos». Este proceso mejorará la calidad de la relación entre IA y UX y la consecución de datos.
  3. Mejora de las pruebas y el control de calidad

Los algoritmos de AI pueden usarse para probar una aplicación sin intervención humana. De esta forma, pueden generar predicciones para los parámetros esenciales de la aplicación y predecir errores e ineficiencias mediante el análisis de grandes cantidades de datos de pruebas históricas. Como resultado, pueden aumentar la velocidad y mejorar la efectividad del proceso.

Marcas que ya usan IA para mejorar la experiencia de usuario

La tecnología impulsa a todas las empresas, ya sean pequeñas o grandes. Y la IA es uno de los componentes más importantes del amplio espectro de tecnologías emergentes que rodean al mundo económico.

Las marcas no han dejado pasar esta oportunidad y ya es posible nombrar grandes empresas que se han centrado en la aplicación de esta tecnología y potencian el binomio IA/UX:

  1. Netflix. Elabora trailers de películas personalizados para atraer a los espectadores estudiando su comportamiento y sus elecciones.
  2. Sephora. Recomienda productos y facilita al usuario la posibilidad de utilizar una app para mostrarle cómo se verían.
  3. Starbucks. Usa un algoritmo para conformar un historial del cliente. Tiene en cuenta sus pedidos, la temperatura e, incluso, lo que el usuario desea antes de que sepa esto.
  4. Disney. Rastrea las reacciones de las audiencias. Mientras están viendo una película, puede evaluar si a los espectadores les está gustando o no.
  5. Amazon. Amazon Rekognition es una opción que se basa en el reconocimiento facial. Es capaz de identificar cualquier objeto o persona que aparezca en la imagen o en el vídeo.
  6. Apple. Utiliza a Siri para que sea un asistente virtual personal. También emplea el reconocimiento facial para desbloquear dispositivos.
  7. Facebook. Usa el reconocimiento facial en las fotos que sube el usuario. Utiliza y analiza textos para entender el significado en función de su contexto. Utiliza redes neuronales profundas para exponer a los usuarios a los anuncios relacionados con ellos sin necesidad de anunciantes.
  8. Google. Utiliza un reconocimiento de voz preciso. De este modo, la relación entre IA y UX resulta más satisfactoria.

El futuro de la IA y UX en el diseño

Conforme a los datos recopilados, la IA puede ayudar a comprender el comportamiento de los usuarios, sus hábitos y necesidades, y a configurar el contenido que ven en consecuencia. Es posible imaginar un futuro cargado de potencial por casos como:

  • Google Featured Snippets. Son los enlaces destacados que aparecen cuando se realiza una búsqueda. Ocupan los primeros puestos antes de los resultados orgánicos. Los fragmentos destacados responden a la pregunta del usuario de inmediato.
  • App para pagar con el móvil. Han roto barreras y se han dejado llevar por un mercado que cada vez depende más de su smartphone. Entre ellas destacan Paypal, Venmo, Samsung Pay, BBVA Wallet, Orange Cash o Google Wallet.
  • Nike Fit. La multinacional de ropa deportiva apuesta por la Realidad Aumentada (RA). Con Nike Fit los clientes saben exactamente cuál es su talla de zapatillas. Solo precisan una app y su móvil. La aplicación permite escanear los pies.

Estas son solo algunas de las alternativas que han llegado al mercado para combinar IA y UX. Sin duda, hacen referencia a una tecnología con muchísimo potencial. Sin embargo, aún habrá que esperar tiempo para poder acceder a todos los beneficios que promete.