Pasos para la transformación digital de una empresa

Según diversos estudios, tan sólo un 30% de las empresas tienen un plan estratégico para abordar la digitalización. Seguir los pasos para la transformación digital resulta crucial para que las compañías continúen siendo competitivas a medida que el mundo se vuelve cada vez más digital. 

El proceso de transformación digital es un cambio que afecta a todas las empresas, pequeñas, medianas y grandes, y que motiva a las organizaciones a asumir desafíos constantes buscando la integración de la tecnología digital en todas las áreas de negocio. 

¿Qué es la transformación digital de una empresa?

La transformación digital para una empresa consiste en la integración de las distintas tecnologías en todas las áreas para cambiar la manera de funcionar. El objetivo de esta transformación es la optimización de los procesos, mejorar la competitividad y ofrecer un nuevo valor añadido a los clientes.

La transformación digital no implica sólo un cambio de tecnología sino también un cambio de mentalidad tanto en directivos como en trabajadores que conlleve una nueva forma de trabajar. 

Ventajas de la transformación digital

La digitalización conlleva una serie de ventajas o beneficios para las empresas que no tienen las que mantienen el antiguo modelo de negocio. Entre estas ventajas encontramos:  

  • Minimización de costes. La optimización de procesos internos en todos los departamentos genera una reducción en los costos. Esta reducción se aplica a todos los aspectos: tiempo, diseño, materiales, transportes, etc. Esto hace que el producto o servicio se pueda vender con mayor rapidez y facilidad.
  • Mejora de la comunicación. Esta mejora se da tanto por la apertura de nuevos canales de comunicación como por la alineación de los objetivos para conseguir entre todos los equipos. 
  • Mejora de la productividad. La toma de decisiones se vuelve más ágil y fácil al disponer de más información y de mejores herramientas. No sólo por el hecho de las propias herramientas sino también por el valor agregado que aportan: reunir datos, analizarlos de una forma más rápida y sencilla, evaluar procesos, etc. 
  • Nuevas oportunidades de negocio: la digitalización, entendida como una mejora en la tecnología, proporciona nuevas oportunidades a las empresas. La mayor parte de las compañías tienen un sitio web en Internet, lo que les genera una mayor visibilidad online, la posibilidad de llegar a nuevos usuarios y conseguir nuevos clientes y de crear nuevos negocios. 

Pasos para llevar a cabo la transformación digital de una empresa

La transformación digital afecta en un primer momento a los procesos y servicios relacionados con la actividad pero también a las personas que trabajan en esa organización. Es un desafío para las empresas basado en estos pilares: 

Cultura empresarial 

El punto de partida de cualquier transformación digital es la propia empresa: es donde implantarse una renovación que afecte a la cultura de la propia organización. La cultura empresarial gira en torno a la forma de pensar y hacer de la empresa (códigos éticos, valores, misión y visión).

La transformación digital de la cultura comienza por un cambio de mentalidad dentro de la compañía, hacia un modelo que fomente la innovación y la eficiencia de la compañía a todos los niveles.

Así, en una esta nueva redefinición deben definirse los objetivos y las metas que se quieren alcanzar y cuáles son las herramientas que se van a utilizar para conseguirlo. 

Áreas de cambio estratégico

Identificar las principales áreas sobre las que se llevarán a cabo los principales cambios, ayudará a las organizaciones a establecer etapas y los pasos que seguirán en cada una de ellas. 

Formación de equipo

Las personas que forman parte de una organización son uno de los aspectos clave para que la transformación digital de una empresa sea exitosa. Así, el conocimiento digital se basa en la formación digital de los trabajadores; junto con la formación en el conocimiento de las propias herramientas. 

Por un lado, la empresa tiene que encargarse de explicarle a los trabajadores en qué consiste el cambio al que se enfrenta la organización, así como los beneficios que van a obtener ellos como profesionales. Esta es la manera en la que todos los empleados podrán remar en la misma dirección para conseguir los objetivos planteados. 

Metodologías de trabajo

Apoyado en la transformación hacia lo digital, es necesario un cambio en la metodología de trabajo interna de la compañía. Este cambio estará sustentado en: 

  • Metodologías de trabajo ágiles
  • Modelos de organización mucho más flexibles
  • Nuevos modelos de liderazgo empresarial 

Un profesional digital utiliza de forma eficiente los recursos y herramientas digitales en su desarrollo profesional. Además, es capaz de comprender el cambiante ecosistema digital y sabe adaptarse a estos cambios. 

Visión del entorno

La transformación digital trae consigo una apertura al mundo global. La competitividad es mucho mayor y, por eso las organizaciones se ven obligadas a diferenciarse de la competencia, aportando un valor añadido a los servicios y productos. La innovación digital se vuelve el elemento diferenciador entre empresas.

Es necesario replantear una visión empresarial basada en una nueva cultura digital que se transmita transversalmente a la totalidad de la organización. El éxito de la digitalización sólo llegará si hay un compromiso total por parte de la dirección. 

Rediseño de flujos de trabajo

Rediseñar flujos de trabajo convirtiéndolos a digitales mejora la eficiencia en las empresas. La automatización de procesos utilizando las nuevas tecnologías logra que se reduzcan los tiempos, los costes y los errores humanos. Es importante contar con las herramientas necesarias y el conocimiento de las mismas para conseguir la mejora y optimización de los flujos.

La optimización de los procesos traerá consigo una mejora en la toma de decisiones, una mayor agilidad y se conseguirá aportar más valor a los clientes.

Integración de tecnologías

Durante el proceso de digitalización, las empresas deben asegurarse de que están aprovechando la oportunidad para integrar funciones de negocio y tecnologías. La mayor parte de las transformaciones digitales requieren de múltiples tecnologías para abarcar todos los departamentos y tareas de la empresa. 

Mejoras de forma continua

Una vez se haya implementado la estrategia, es importante tener presente que nunca se termina con la transformación de forma completa. Las tecnologías y los competidores están en continuo cambio, implementando mejoras, por lo que es importante que los sistemas internos se mantengan al día para conocer e implementar las nuevas tecnologías más novedosas.  

Es conveniente repasar de forma periódica los procesos para seguir buscando mejoras que puedan hacer el negocio aún más eficiente.

El proceso de transformación de una empresa debe implementarse bajo una planificación estratégica y con el objetivo de mejorar los procesos de la organización. Implica cambios a todos los niveles y es un proceso que no finaliza, sino que se encuentra en constante evolución. Por eso es todo un hecho que los retos de la transformación digital no han hecho más que empezar.