App de empresa

Que hoy en día el teléfono móvil es casi una extensión de nosotros mismos no es ninguna novedad. Lo que quizá no sepas es que la mayor parte del tiempo la navegación móvil implica el uso de apps. La cuestión es que no todas ellas alcanzan el mismo éxito y esto es así porque, para cumplir sus objetivos, una app de empresa debe cumplir con ciertas características. De ellas hablaremos en este artículo.

7 características que debe tener la app de tu empresa para triunfar

No toda app de empresa alcanza los objetivos para los que fue creada. Si es el caso de la tuya, comprueba que contiene todas estas características.

Interfaz sencilla

Para que una app para empresas desarrolle sus funciones de manera óptima, tiene que tener muy en cuenta la experiencia de usuario. En este sentido, cuanto más sencillo sea su uso, más adeptos encontrará. Los usuarios buscan soluciones inmediatas y la complejidad impide la inmediatez.

Una de las características comunes a muchas de las aplicaciones de negocios de éxito es incorporar un buscador inteligente que facilite a los usuarios el camino hacia lo que buscan, sin necesidad de clics extra.

Una app segura

Cuestiones como la protección de los datos, el almacenamiento de contraseñas o de información de pago hacen que algunas apps no lleguen a donde pretendían. Es importante que una aplicación sea segura tanto para la empresa que la desarrolló como, y sobre todo, para sus usuarios. Una app que no ofrezca seguridad minará tu imagen de marca.

Disponibilidad para iOs y Android

Incluso si el diseño de tu buyer persona es increíblemente preciso, no tienes manera de saber qué tipo de dispositivo móvil utiliza. Pero esto no es lo más relevante. Lo cierto es que cuando limitas tu app a uno solo de estos dos sistemas operativos, le cierras la puerta a un amplísimo sector del mercado. Exige al desarrollador de tu app de empresa que trabaje con iOs y Android en mente.

Actualizaciones periódicas

Incluso si tu app es muy sencilla, necesitas que esté permanentemente actualizada. En otras palabras, una app nunca es un producto terminado, sino un continuo work in progress. Has de actualizar el contenido de manera regular para que siempre sea importante para tus usuarios. Y lo ideal es que introduzcas nuevas funcionalidades y estés dispuesto a solucionar los posibles errores.

Opción de personalización

La posibilidad de personalización de productos y servicios es uno de los parámetros que, en muchos casos, determina una decisión de compra. Y las aplicaciones de empresas no son una excepción.

Permite a tus usuarios cambiar los colores de tu app. Sus fuentes o el modo en el que se muestra la información. Esta función mejora el engagement con la app y con la propia marca, por supuesto. Pero lo fundamental es que puedes obtener estadísticas e información muy valiosa sobre tus usuarios si analizas cómo usan las posibilidades de personalización de tu app. Información que puedes usar para mejorar otros aspectos de tu empresa, como la página web, por ejemplo. Si a eso sumamos las posibilidades de integrar sistemas de geolocalización en tu app, los beneficios se multiplican.

Aplicaciones de empresas

Notificaciones inteligentes no invasivas

Ya no sabemos vivir sin un smartphone en la mano, pero la conexión no siempre es tan estable como nos gustaría. Para evitar que el usuario se quede sin servicio por culpa de un fallo de conexión, es buena idea que las apps de empresa puedan funcionar offline.

Muy relacionada con esta posibilidad está la gestión de notificaciones. No quieres que tus usuarios dejen de ver información relevante, pero tampoco quieres que desinstalen la aplicación por un exceso de notificaciones. Lo ideal es permitir la libre configuración de notificaciones. No solo por comodidad, sino porque esta función también te devuelve datos valiosos que podrás utilizar más tarde. Del mismo modo que analizar la reacción del usuario ante notificaciones clave te indica qué temas son de más interés para tu audiencia.

Medios de contacto e interacción

Una app es un canal más de comunicación con tus usuarios. Por lo tanto, debe contar con un medio para que interactúen contigo. Quizá un chatbot, un botón de acceso a mensajería instantánea o un formulario. El método importa menos que crear la impresión (que ha de responder a la realidad) de que estás disponible para ayudarlos.

Por otra parte, es crucial que puedas recibir feedback acerca de tu app. Así podrás mantenerla actualizada de forma que siempre resulte útil. Pon a disposición de tus usuarios la posibilidad de valorar la aplicación.

Y por último, aunque no menos importante, permite que la compartan de la manera más sencilla. Un enlace o un botón de share es la mejor opción

En Proun nos enorgullecemos de que todas las apps que desarrollamos cumplen con todos estos requisitos y se adaptan 100 % a las necesidades de nuestros clientes. ¿Quieres conocer nuestros servicios como empresa de aplicaciones móviles?

compártelo