desarrollo web en la nube

El uso de las aplicaciones en la nube no es del todo nuevo, ya que servicios como el correo electrónico siempre han funcionado de este modo. La innovación, y de lo que queremos hablarte en este artículo, es relativa a los software. Es decir, los paquetes para diferentes aplicaciones que las empresas utilizan en su día a día. Ahora, en lugar de tener que adquirirlos y descargarlos en cada uno de los dispositivos, se usa el desarrollo web en la nube. Si no conoces las ventajas, sigue leyendo.

¿Qué es el desarrollo web en la nube?

El desarrollo web en la nube hace referencia a la práctica de crear aplicaciones web y sitios web que utilizan servicios y recursos alojados en aquella. En lugar de depender de infraestructuras locales, como servidores físicos o centros de datos propios, los desarrolladores utilizan recursos en la nube que son proporcionados por proveedores de estos servicios. Son más pequeños, pero independientes. Estos recursos pueden ser plataformas en la nube y otros servicios como el almacenamiento, las bases de datos o los servicios de autenticación, entre otros.

Puesto que múltiples personas se conectan a ella, estos proveedores pueden incorporar nuevo feedback de manera continua. Con este, se van produciendo actualizaciones y mejoras constantes que hacen que se vaya adaptando progresivamente a las necesidades cambiantes de sus usuarios. También se agiliza el diseño de nuevas aplicaciones.

6 ventajas de las aplicaciones desarrolladas en la nube

Las aplicaciones desarrolladas en la nube, también conocidas como aplicaciones nativas en la nube, son aquellas diseñadas y construidas para aprovechar las capacidades y ventajas ofrecidas por los entornos de computación en la nube.

Estas aplicaciones no solo utilizan este entorno como un lugar de alojamiento, sino que también están diseñadas teniendo en cuenta los principios y servicios específicos de la nube para lograr eficiencia, escalabilidad, disponibilidad y flexibilidad. Aunque pueden basarse en el desarrollo web, también pueden incluir aplicaciones empresariales, servicios en línea, microservicios, etc.

En cuanto a los beneficios de esta forma de operar, a continuación te dejamos los seis más destacados.

Siempre disponibles

Una de las ventajas fundamentales de las aplicaciones desarrolladas en la nube es su disponibilidad constante. Puesto que están alojadas en servidores distribuidos a través de centros de datos en la nube, estas aplicaciones ofrecen sus servicios de manera ininterrumpida. Por tanto, es posible el acceso de los usuarios en cualquier momento y desde cualquier ubicación y dispositivo. Además, la redundancia y la replicación de datos mantienen la disponibilidad del servicio incluso cuando se producen fallos locales.

Escalabilidad y flexibilidad

La escalabilidad automática significa que estas aplicaciones pueden adaptarse de forma dinámica a los cambios que se produzcan en la demanda de estos servicios. Es decir, que por su flexibilidad, van escalando recursos automáticamente para lidiar con los aumentos repentinos en la carga de trabajo. De igual modo, también lo hacen en los momentos en los que hay menos actividad. Además de suponer una mejora en la eficiencia en el uso de recursos, también proporciona un excelente rendimiento, con independencia de las fluctuaciones en la demanda.

desarrollo web en la nube

Seguridad mejorada

Las aplicaciones desarrolladas en la nube suelen beneficiarse de medidas de seguridad avanzadas que son proporcionadas por los proveedores de servicios en la nube. Dichos proveedores invierten considerablemente en la seguridad de la infraestructura e implementan firewalls, cifrado de datos y controles de acceso muy estrictos.

Por otra parte, la capacidad para realizar copias de seguridad automáticas y la gestión centralizada de la seguridad hacen que el almacenamiento y el procesamiento de datos sensibles resulte más seguro.

Facilidad en la actualización del software

La actualización de software se simplifica considerablemente en los entornos de nube, al menos para los usuarios de estas aplicaciones. Los desarrolladores son los que se encargan de implementar los cambios, sin que produzcan interrupciones significativas durante el uso. Esta agilidad en las actualizaciones corrige los errores y fallos que se vayan detectando, introduce progresivamente nuevas características y la aplicación en general se mejora sin que los usuarios deban descargarse o instalarse manualmente nuevas versiones.

Multiplataforma y multidispositivo

Estas características quieren decir que los usuarios pueden acceder a las aplicaciones a través de diferentes sistemas operativos y dispositivos, ya que la interfaz se proporciona a través de un navegador web. Los beneficios que esto supone son la mejora de la accesibilidad y de la experiencia del usuario, ya que se eliminan las restricciones asociadas con aplicaciones específicas para una plataforma.

Versátiles y ligeras

La naturaleza versátil de las aplicaciones nativas que se basan en el desarrollo web en la nube permite la adaptación a diversos entornos y requisitos comerciales. Así mismo, no dependen tanto de los recursos locales del dispositivo del usuario, por lo que resultan más ligeras y eficientes en términos de consumo de recursos. Otra ventaja que resulta de este funcionamiento son los tiempos de carga más rápidos y una experiencia más ágil para el usuario.

Si necesitas crear una app nativa para tu negocio, ya sea para web o móvil, en Proun somos especialistas en el diseño y desarrollo de aplicaciones. Desarrollaremos contigo una estrategia para identificar tus necesidades y crearemos un proyecto personalizado para ti.

compártelo